Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

El cloro, ion negativo con mayor concentración en el organismo, se encuentra en cerca de 3% del total de minerales, es clasificado como macroelemento o macromineral, necesario en grandes cantidades para desempeñar sus funciones en el organismo. Este mineral es encontrado en los líquidos intracelulares, combinado con el potasio, bien como extracelular, combinado con el sodio. El cloro como ion, al contrario de los iones de sodio y potasio, puede pasar a través de las membranas celulares. Pequeñas cantidades son almacenadas en piel, tejido cutáneo y huesos. La cantidad de cloro encontrada en un hombre adulto normal de hasta 70 Kg corresponde a cerca de 0,12% del peso corporal, esto es, una media de 84 gramos.

Importancia del Cloro:

- El cloro ejerce funciones importantes en el organismo, tales como la regulación de la presión osmótica en los tejidos, actuando juntamente con el ion sodio; ejerce papel fundamental en la mantención del ph sanguíneo.

- Actúa en el estómago, siendo secretado por la mucosa estomacal donde forma el ácido clorhídrico, esencial a la digestión y a la activación de enzimas en el intestino.

- El cloro es largamente utilizado como repositor de sales y electrólitos en casos de trastornos gastrointestinales, como diarrea, vómitos y de su consecuencia, la deshidratación. Como ion, el cloro tiene su uso restricto a la salud pública, en el tratamiento de aguas destinadas al abastecimiento de la población.

- Auxilia en la mantención del equilibrio ácido-básico orgánico y participa del mecanismo de mudanza del equilibrio (clorobicarbonato) que ocurre entre las hematíes y el plasma.

- Es importante para los lactantes durante la primer año de vida.

Ningún alimento es fuente natural de cloro, sin embargo, algunos alimentos contienen, en su composición nutricional, pequeñas cantidades de este mineral, de entre ellos, pueden ser citados: apio, remolacha, cebolla, zanahoria, achicoria, espinaca, nabo, pepino, rábano, huevo, plátano, higo, frambuesa, naranja, limón y melón. El cloro es utilizado farmacológicamente como sal, bajo las formas cloruro de amonio (utilizado para la aceleración de la eliminación de agentes tóxicos, a través de la alteración del ph), cloruro de calcio, de magnesio, de sodio y de potasio (utilizados para rehidratación oral, como repositores de electrólitos).

VISITA NUESTRA TIENDA DE SUPLEMENTOS

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment