Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Un nuevo estudio revela que los hombres de entre 30 y 40 años que trotan regularmente fortalecen sus huesos y son menos propensos a sufrir la enfermedad

Un grupo de investigadores señala, en la publicación American Journal of Public Health, que los hombres de entre 30 y 40 años que corren por lo menos nueve veces al mes desarrollan una densidad ósea por lo menos 5% superior a la de aquellos que corren menos.

Y en comparación con los que lo hacen con muy poca frecuencia o no lo hacen en absoluto, la densidad ósea de los corredores resulta casi un 8% superior, según Michael E. Mussolino, investigador de la oficina en Hyattesville, Maryland, de los Centros Nacionales para Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos.

Mussolino es el principal autor del estudio que aparece en la edición de julio de la revista, publicada por la American Public Health Association.

En su sondeo, los investigadores analizaron las respuestas de 4.254 hombres; 954 eran corredores y 3.300 no practicaban esa disciplina.

El estudio incluyó radiografías de cadera de cada uno de los participantes para determinar la densidad de sus huesos.

"Los hombres que corrían nueve veces al mes obtuvieron resultados mucho mejores que aquellos que sólo lo hacían entre una y ocho veces por mes", dijo Mussolino. "Y los que corrían ocho veces o menos cada mes, tenían densidad ósea más alta que los que no corrían en absoluto".

Mussolino dijo que el estudio demuestra que no se requiere correr para un maratón si se desea tener huesos más fuertes.

"Estos resultados demuestran que correr con una frecuencia relajada es beneficioso", agregó.

Todos los participantes tenían entre 30 y 40 años de edad y la mayoría nunca había fumado, o había dejado de hacerlo. Su alimentación promedio era de 2.800 calorías diarias. Los que trotaban normalmente pesaban menos que los que no lo hacían, y era más probable que nunca hubiesen sido fumadores.

La fragilidad ósea u osteoporosis se desarrolla después de la madurez. Los huesos son normalmente más fuertes alrededor de los 30 años y después van debilitándose, lo que puede ocasionar fracturas que pueden afectar la calidad de vida e incluso reducir su duración.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment