Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Se llama Paulo Medina, pero todo el mundo lo conoce por al apodo de “Melón”. Durante 30 años se dedicó a jugar al rugby, y llegó a consagrarse campeón con el equipo de “Los Teros”. Dueño de un físico importante, hace 15 años se dedicó a trabajar su musculatura, convirtiéndose en precursor del físicoculturismo en Catamarca. En esta disciplina, su máximo logro es haberse consagrado campeón argentino en el año 2001. Dos años más tarde, en 2003, volvió a subir al podio nacional, al alcanzar el tercer puesto en el Campeonato Argentino de Físicoculturismo. A los 44 años, mantiene un estado impecable, producto del entrenamiento, el sacrificio y el trabajo cotidiano. Enseña los secretos del deporte en un gimnasio céntrico a muchísimos jóvenes, hombres y mujeres, en su carácter de Instructor Nacional de complemento de pesas .

¿Cómo fueron sus inicios en el fisicoculturismo?

Hace más o menos 15 años que vengo practicando este deporte. Como toda persona joven ingresé con todas las expectativas y mucho entusiasmo, aprendiendo por las revistas e informándome. Todo esto me motivó para que me vaya a Córdoba a estudiar el instructorado, donde estuve dos años y me recibí de instructor nacional en complemento de pesas. De paso comencé a asesorarme por medio de deportólogos allá en Córdoba. En base a eso fui puliendo muchas cosas. En los años que fueron pasando fui informándome sobre el culturismo, con respecto a las dietas, a la complementación, a un plan de trabajo. Todo fue muy duro, normalmente es un deporte muy sacrificado y solitario. En base a la ayuda de toda mi familia comencé a laburar, después me puse un gimnasio y ahí trabajé, luego comencé a difundir lo que es gimnasio en Catamarca. Trabajé con muchos deportistas de alta competencia, de elite de Catamarca, como el ciclista Darío Díaz, los futbolistas Raúl Gordillo y Daniel Díaz. Recuerdo cuando fue Raúl Herrera al polideportivo para que entrene a un grupo de chicos que iban a ser probados en Rosario Central, y no tenían medios para entrenarlos... ahí les di una mano a todos los chicos y uno de ellos era el “Cata” Díaz, campeón con Boca, jugador de Selección y hoy en el fútbol europeo.

¿Cómo es un día para un físico-culturista?

Para un físico-culturista de alta competencia son necesarias ocho comidas por día, con dos kilos de pechuga por día, 16 claras de huevos, complementando con batidos de proteínas, con aminoácidos, creatinas, carbohidratos entre unos 700 a 800 gramos, depende del peso y la altura de la persona, también la estructura y la masa corporal. En tanto las horas en el gym dependen de la preparación, de la puesta a punto; cuando está a punto de llegar a un torneo, hay que perder líquidos.

¿Qué recuerdo tenes de cuando jugabas al rugby?

Muy lindo y fue algo espectacular, ya que desde los 14 años comencé a practicar. Aparte te hacés de amigos, es una familia muy linda, no me olvido nunca más en la vida. Pude viajar y ganar campeonatos, así que estoy muy contento de ser parte de Los Teros.

¿Cuál es tu postura acerca de las sustancias veterinarias que consumen muchos deportistas?

Me parece muy mal, es una incoherencia por parte de los chicos que lo hacen. En esto tenés que estar muy asesorado, no quiere decir que porque consumas una de estas pastillas te vas a convertir en un increíble, están muy equivocados. Todo es base, por ejemplo, si tenés una buena preparación física la podés complementar con muchas cosas más sanas y menos perjudiciales para tu organismo, con las cuales te vas sentir bien, y no te van a trastornar con todas estas sustancias.

Los productos veterinarios son sustancias para animales, no para seres humanos, al margen de que algunos dicen que lo pueden usar, pero la realidad es que son muy dañinos. Aparte uno qué puede saber la cantidad de virus que puede tener cada inyectable o los comprimidos, porque el animal tiene muchas más defensas que un humano. La juventud es muy inconsciente, porque les sale cinco pesos menos son capaces de usar esos productos.

¿Quién influye en los jóvenes para comprar los productos veterinarios?

No sé, pero me parece muy mal que los impulsen a consumir las sustancias veterinarias.

¿Qué significó para vos llevar a lo más alto a Catamarca en el físico-culturismo, al salir campeón nacional?

Fue algo alucinante para mí, un experiencia máxima en toda mi trayectoria. Me llevó prepararme casi un año y medio, invertí mucho tiempo y dinero para salir campeón argentino en 2001. Después seguí compitiendo a nivel nacional y en el último torneo argentino al que fui, en 2003, salí tercero.

Ahora estoy viendo si me preparo para el año que viene, pero se necesitan muchos sponsors para costear los gastos. Un físicoculturista está gastando para prepararse en un año y medio, para un torneo nacional, unos 300 mil pesos. Es uno de los deportes más caros, porque necesitás dos médicos deportólogos, un médico clínico para controlarte cada 2 meses los niveles de azúcar, y eso sin contar una lesión, porque te saldría más cara la preparación.

Hace unos años atrás fallecieron muchos físicoculturistas en la Argentina por consumir agua destilada, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Por ahí la gente se equivoca, por tomar agua destilada un deportista no se va a deshidratar. Son distintas formas de pensar de cada preparador físico. En mi caso nunca consumí agua destilada para perder sodio y potasio del músculo. Aparte es un tema muy delicado y depende mucho de la dieta que tengas y la puesta a punto, en base a bajar los carbohidratos, proteínas, sodio…

¿Algún referente en el físicoculturismo?

Ronnie Coleman es lo máximo en el físicoculturismo y Arnold Schwarzenegger es un dios.


Fuente: elesquiu.com

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

1 comentarios: