Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Dos meses después de que hubieran sido imputadas nueve personas -dos de ellas fueron, inicialmente, detenidas, pero luego quedaron en libertad- por el supuesto empleo de anabolizantes y esteroides, otros tres usuarios de gimnasios pontevedreses han sido encausados en los últimos días. En principio, según trascendió, se les vincula con los mismos hechos que los primeros. Esto es, ser «suministradores e intermediarios a pequeña escala de estos productos», por los que se exponen a cargos de tráfico de drogas, en este caso, medicamentos.

La operación Fitness fue fruto de las pesquisas de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pontevedra. De hecho, a los investigadores se les ha encomendado la realización de un nuevo informe referido a unas sustancias intervenidas en uno de los registros y que, al parecer, aún no habían sido concretadas. Se trata, en todo caso, de una prueba más, toda vez que en el procedimiento constan ya otros informes que ponen de manifiesto los riesgos para la salud que supone el consumo de algunos de los productos que, supuestamente, fueron localizados en las viviendas de algunos de los sospechosos.

Una de las primeras conclusiones que ha puesto sobre la mesa este operativo policial es que el empleo de estas sustancias asociada a determinados ámbitos del culturismo pontevedrés no es un hecho, ni mucho menos, aislado. Se cree que esta investigación ha sacado a la luz posibles hechos similares que se están produciendo en otras provincias, ya no solo de Galicia sino de otros puntos del territorio nacional.

En este sentido, al parecer, algunos de los imputados mantenían contactos con usuarios de gimnasios ubicados en distintos puntos geográficos de España y con los que, supuestamente, podrían haber establecido una relación comercial como la que llevaban a cabo en la ciudad del Lérez.

En este punto, la Guardia Civil puso de manifiesto una serie de indicios que «vinculaban de manera directa» a uno de los inicialmente detenidos, un monitor deportivo, entre el 2012 y el 2013, «con el tráfico ilegal de medicamentos». Pesquisas posteriores culminaron el pasado mes de noviembre con el arresto del excampeón de España de culturismo, Julio García Pampín, quien siempre ha negado los cargos.

Fuente: lavozdegalicia.es

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment