Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Las hormonas segregadas por nuestras glándulas suprarrenales determinan tu respuesta psicológica al stress. Este mecanismo de adaptación, que permite enfrentar y sobrevivir a los obstáculos, comprende tres etapas:

1. La reacción de alarma provoca la secreción de adrenalina o epinefrina, que estimula el corazón, aumenta la presión arterial y hace que la glucosa y el oxígeno pase de la piel a los músculos. Todo esto es la preparación para una actividad muscular intensa, como en el caso de la madre que de repente puede levantar el estremo de un auto para liberar a su hijo que está atrapado debajo.

2. La etapa de resistencia se produce cuando un stress prolongado hace que la corteza suprarrenal segregue glucocorticoides tales como el cortisol, que actúan como antiinflamatorio y calmante impidiendo la formación de prostaglandinas. El cortisol también aporta energía al cerebro y al corazón. Esta etapa puede durar días, semanas e incluso años, provocando aletargamiento, insomnio, dolores musculares y articulares, alta presión arterial, úlcera péptica, irritabilidad intestinal, diabetes y compromiso inmunológico.

3. La reacción de agotamiento es el resultado de un stress fuerte. Se altera el metabolismo normal, dando lugar a envejecimiento prematuro, cáncer, enfermedades cardiovasculares, alergias, infección, síndrome de fatiga crónica y virtualmente todas las respuestas imaginables de mala adaptación.


About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment