Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Apto para todas las edades, este deporte de categoría olímpica combina flexibilidad, fuerza, resistencia y coordinación. En esta nota, una recorrida por la práctica que despierta capacidades físicas y mentales

Escribe MARCELO GONZALEZ (*)

Considerado por muchos como una lucha entre dos personas, el judo es mucho más que eso. Básicamente, se trata de un deporte olímpico de lucha. Se practica por parejas y cada judoca intenta voltear hábilmente a su oponente cuando se encuentran de pie o de dominar y controlar el cuerpo del oponente cuando se lucha en el suelo.

Pero, como se dijo, el judo no es, simplemente, una lucha. Tiene un transfondo ético y filosófico de considerable importancia, y es ésto, precisamente, lo que lo distingue de otros deportes de lucha. Es un deporte muy educativo tanto para el desarrollo físico como para el desarrollo psicológico de los niños.

A pesar de su gran eficacia, las técnicas de judo se pueden aplicar dentro del marco de un entrenamiento o de una competición sin representar un peligro real para el oponente. El espíritu de judo sobrepasa la noción del combate para dirigirse hacia otro objetivo: el descubrimiento de uno mismo. La práctica del judo, en un ambiente de armonía y convivencia, permite al alumno aprender a desarrollar progresivamente sus capacidades físicas y mentales.

COMO ARTE MARCIAL

El judo es un arte marcial, de origen japonés, basado en la lucha cuerpo a cuerpo. Fue creado por Jigoro Kano, quien antes de morir, en el año 1938, logró introducirlo dentre los Juegos Olímpicos. Ha logrado crecer enormemente en distintos países; y sus técnicas de defensa personal instruyen no solo a las fuerzas policiales y militares, sino también a un gran número de particulares.

COMO DEPORTE

Se lo puede practicar desde temprana edad y durante toda la vida. Se organiza en federaciones provinciales, y una confederación argentina que forma parte del Comité Olímpico Nacional.

EN LA PLATA

Existe la posibiliadad para pinchas y triperos de practicarlo en sus respectivos clubes, como así también en el Club Universitario, centro de fomento Los Hornos, etc. 

A DIFERENTES EDADES

¿Desde qué edad? La respuesta dependerá más de un desarrollo biológico que cronológico, pero por lo general ya a los 7 años el niño está apto para la práctica del judo. En este caso podrá adquirir las habilidades básicas del deporte y a la vez, habilidades que le serán muy útiles tanto en lo cotidiano com en la práctica de otros deportes. Las más importantes son: coordinación, flexibilidad, resistencia, fuerza.

¿Y si tengo 12, 20 o 25? A no preocuparse. A esas edades se está a tiempo ya que el promedio de los judokas está en ese rango. El judo, para su aprendizaje, está estructurado didácticamente, ofreciendo a quien lo practica una amplia gama de movimientos. Para aquellos a quienes les interesa la comptencia, deben saber que las mismas se dividen en categorías que discriminan a los competidores por peso, nivel de aprendizaje (cinturón) y por edad.

¿Y si tengo 40 o más? Tampoco hay que quedarse afuera, ya que no son pocas las personas que a esta edad descubren en el judo una forma de realizar una actividad física que los integra a un ambiente distinto donde conviven la gracia de las katas (formas puras), y la adrenalina de la competencia.

(*) Quien escribe es estudiante de Educación Física de la UNLP; campeón nacional (Kyus) 1999; sub campeón nacional (dan) 2000; sub campeón nacional universitario 2000; campeón provincial 94/95/96/99/00/01.

Para más información, teléfono (0221) 453-0401.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment