Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Cuál es el mejor camino preventivo, cómo influyen en el entrenamiento y qué papel juegan los remedios y vacunas; el mito del frío

Como promedio, cada persona padece cuatro resfríos al año, y aunque no muchos usan indistintamente los términos gripe y catarro, éstos tienen poco que ver. El resfrío común lo causan más de 200 virus distintos, que están siempre entre nosotros. La gripe la producen los virus conocidos como Gripe A y Gripe B, que tienden a hacerse epidémicos durante los meses de otoño e invierno.

La fiebre y los dolores corporales que acompañan a los resfríos y la gripe los causa el sistema inmunológico del cuerpo. Como respuesta al ataque de los virus, el organismo libera una serie de elementos químicos, como quininas, citoquinas e histaminas. Aunque esos elementos son la forma de luchar contra la invasión de toxinas, hacen que nos sintamos mal hasta no conseguir la derrota del enemigo.

Básicamente, dilatan las venas de los pasajes nasales, aumentan la producción de moco, producen una sensación de dolor y, sobre todo en el caso de la gripe, inducen a la fiebre. Por lo general, los síntomas del resfrío son más leves que los de la gripe, y suelen limitarse a mucosidad, toses, estornudos y dolores de cabeza.

¿El frío produce resfríos?

No, "Antes, se pensaba que el frío producia infecciones del tracto respiratorio superior. Luego, los investigadores descubrieron que el frío no causa el resfriado; es la exposición a los virus."

LAS TÁCTICAS DE PREVENCIÓN

Detener la gripe o el resfrío antes de que se inicie es clave, considerando que todavía no existen las curas rápidas. Estos son algunos consejos:

HIGIENE

Los virus productores del resfrío aparecen en máximas concentraciones en las secreciones nasales. Pueden permanecer activos hasta tres horas en superficies duras como picaportes, pasamanos o mancuernas. Lo mejor que podemos hacer para prevenir los resfríos es lavarnos las manos varias veces pero teniendo en cuenta que los jabones antibacterianos no son mejores que los normales o que el agua, ya que los resfríos los producen los virus, no las bacterias. Además, deben alojarse en la nariz antes de causar infección, una de las razones por la que debemos alejar los dedos de las narices y los ojos.

SUEÑO Y DIETA

Debemos dormir lo suficiente y seguir una dieta que incluya muchas frutas, vegetales y proteína. Acostarse tarde, sufrir de estres, alimentarse mal y consumir demasiado alcohol tiende a debilitar el sistema inmunológico y puede producir susceptibilidad a los resfríos.

VACUNAS

Es muy difícil desarrollar una vacuna para el resfriado común, ya que pueden producirlo más de 200 virus. Sin embargo, existen vacunas efectivas para la gripe. Como el virus cambia de año en año, se requiere una vacuna distinta para cada nueva temporada.

Los especialistas recomiendan vacunarse a las personas de más de 5O años, los niños y los adolescentes que tomen aspirinas habitualmente, las embarazadas en su segundo o tercer trimestre durante la temporada de la gripe, o cualquiera con enfermedades crónicas como asma, cardíacas o diabetes.

La efectividad de esa vacuna en los adultos jóvenes es del 70 al 90 por ciento.

La protección completa contra la gripe no se inicia hasta una o dos semanas después de la inyección.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment