Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


El agua es el componente más grande del cuerpo humano, ocupando el 50 a 70 % del peso del cuerpo. En el tejido muscular podemos encontrar aproximadamente un 73 %; y en el tejido adiposo aproximadamente un 20 %.

La deshidratación progresiva reduce la sudoración (nuestro mecanismo para enfriarnos) y el flujo de sangre a la piel. Es esencial mantenernos bien hidratados antes, durante y después del ejercicio, sobre todo en épocas de calor.

Las 5 siguientes directrices pueden ayudar a los atletas, a mantener la hidratación apropiada durante la práctica de ejercicios en temperaturas cálidas:

1. Pesarse sin la ropa antes y después del ejercicio, sobre todo durante el tiempo caliente. Para cada 500 gramos de peso corporal perdido durante el ejercicio, beba dos vasos de fluído.

2. Beber una bebida  rehidratante, que contenga el sodio necesario para rápidamente rellenar los fluidos perdidos por el cuerpo. La bebida también debería contener la glucosa del 6-8 por ciento de sacarosa ( hidrato de carbono).

3. Beber 2.5 vasos de fluído 2 horas antes de la práctica del ejercicio o de una competencia.

4. Beber 1.5 vasos de fluído 15 minutos antes del acontecimiento deportivo.

5. Beba al menos una vaso (200 cc) de fluído cada 15 a 20 minutos durante el entrenamiento y/o competencia.

Dos funciones principales tiene el agua en el cuerpo: la regulación de la temperatura y el retiro de residuos. La mayor parte de agua viene de los líquidos que consumimos. Unos vienen de la humedad de los productos en la alimentación (sobre todo las frutas y verduras), y el resto son producidas en el cuerpo como un subproducto metabólico.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment