Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

José R. N., el antiguo gerente de una clínica dental de la capital jienense (Jaén, España), fue ayer condenado a un año y nueve meses de prisión por falsear recetas con las que compraba anabolizantes y esteroides. El procesado reconoció los hechos ante su señoría y la sentencia se dictó por conformidad de las partes.

En apenas quince días, José R. N. acudió catorce veces a una farmacia para adquirir medicamentos utilizados para mejorar el rendimiento deportivo y que sólo se pueden conseguir con prescripción médica. Este vecino de la capital presentaba la correspondiente receta, expedida por dos odontólogos. Así que el boticario le entregaba los fármacos sin problema alguno.

Sin embargo, una inspección de la Delegación de Salud puso al descubierto que algo olía mal en esas operaciones. Eran demasiadas visitas a la farmacia para adquirir anabolizantes y esteroides, medicamentos que siempre están bajo sospecha. La Inspección Médica contactó con los dos odontólogos que, supuestamente, firmaban esas recetas. Dijeron que no sabían nada y que nunca habían prescrito esos fármacos. Una investigación posterior reveló que les habían imitado sus firmas.

El autor de esa falsificación fue José R. N., el gerente de la clínica en la que ambos dentistas trabajaban. Ayer, este jiennense se sentó en el banquillo y reconoció los hechos ante la titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén, Valle Elena Gómez. Como castigo, la magistrada le impuso un año y nueve meses de prisión, más el pago de una multa de 1.200 euros. Se le considera autor de un delito continuado de falsedad en documento oficial. Y es que José R. N. llegó a utilizar hasta en catorce ocasiones el nombre y la firma de los dos odontólogos para “fabricar” recetas con las que comprar esteroides y medicamentos. Lo hizo en apenas quince días, los que transcurren entre el 14 y el 29 de mayo del año 2007.

En principio, la Fiscalía y la acusación particular, ejercida por el Colegio de Dentistas de Jaén, pedían tres años de prisión. José R. N. prefirió reconocer los hechos y beneficiarse de una sustanciosa rebaja en la condena que, finalmente, se quedó en un año y nueve meses de cárcel. Al carecer de antecedentes, la pena queda suspendida, por lo que no pisará una celda.

Antecedentes

Hace ahora un año, se dio un caso muy similar a este. El Penal 3 condenó a un vecino de Torredelcampo a seis meses de prisión por falsificar recetas para hacerse con anabolizantes. Su “modus operandi” fue mucho más burdo.

Simplemente, simuló dos recetas médicas poniendo como médico prescriptor a una persona que, en realidad, no era ni doctor. Después, simplemente, le asignó un número de colegiado “inexistente”, escribió el nombre de los medicamentos que pretendía obtener y firmó esos papeles. Compró los fármacos hasta en cinco ocasiones.


Fuente: diariojaen.com

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment