Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Existen algunos tipos de productos en el mercado que podrían ayudar a bajar de peso. Estos productos que ayudan a bajar de peso se dividen en dos grupos: lipotrópicos y termogénicos. A continuación hablaremos solamente de los termogénicos.

Termogénicos: Son productos que desencadenan por si solos la elevación de la temperatura, utilizando las calorí­as como combustible. Pero para que todo eso suceda necesitamos entender como y por que sucede.

El músculo esta constituido por diversos elementos, uno de ellos es la célula. La célula a su vez esta constituida por diferentes estructuras proteicas, siendo una de estas estructuras los receptores, que se sitúan en la parte externa de la membrana celular. Estos receptores, son a su vez estimulados por hormonas que transmiten informaciones (receptores hormonales). Cada receptor, solo le puede activar una sustancia quí­mica determinada. En cuanto a los receptores celulares, solo hablaremos de los receptores Beta 1 y Beta 2, llamados receptores adrenérgicos. Dependiendo del tipo de músculo, liso (intestinos, hí­gado, riñones, etc.) o estriado (bí­ceps, trí­ceps, etc.) poseerán un determinado tipo de receptores Beta. (El músculo cardiaco solo posee receptores Beta 1).

Los receptores Beta se activan por la Adrenalina (es una hormona vaso activa secretada en situaciones de alerta por las glándulas suprarrenales) y la Noradrenalina (es un neurotransmisor que esta muy ligado al impulso y motivación), estimulando a su vez el sistema nervioso simpático, preparando de esta forma al cuerpo a someterse a una actividad fí­sica intensa.

Los receptores beta están ligados a las siguientes actividades:

Receptor Beta
Vasodilatación (músculo esquelético, etc.)
Cardioaceleración
Aumento de la fuerza de contracción del miocardio
Relajación del miometrio
Relajación bronquial
Relajación intestinal
Glucogenólisis
Calorigénesis

Todas las reacciones fisiológicas desencadenadas se les conoce con el nombre de sí­ndrome de ataque o fuga. En el sí­ndrome de fuga, el ritmo cardiaco se acelera, la circulación sanguí­nea es más rápida, hay una combustión de grasas acelerada, una fuerte transpiración y una ralentizaron de la actividad digestiva. Todos los receptores Beta del organismo, son activados para su normal funcionamiento, por la adrenalina y la Noradrenalina.

Básicamente los termogénicos funcionan engañando a los receptores beta haciéndose pasar por Adrenalina o Noradrenalina. Con una mezcla de 25mg de efedrina y 200 mg de Cafeí­na se consigue engañar al receptor, que no nota la diferencia, haciéndolo además de una forma selectiva, estimulando solo un tipo de receptores Beta; los Beta 2 de las ví­as respiratorias, los Beta 2 de los músculos estriados, los Beta 2 de un tipo especifico de grasa, los Beta 1 solo son activados en un grado mí­nimo. Aunque hoy en dí­a está prohibida la efedrina algunos productos la han sustituido por hierbas, por ejemplo el Xenadrine lo ha sustituido por el Norambrolide que tiene un efecto similar a la efedrina pero no tiene los mismos efectos secundarios.

En resumidas cuentas actúan en los receptores celulares su transmisión es más compleja, una vez que los receptores Beta 2 son activados, pasan al interior de la célula, entrando en contacto con el ATP, siendo transformado por los receptores Beta 2 en ácido monofosfato cí­clico (AMPc). Este AMPc activa a su vez diferente encimas estas catalizan el desarrollo celular, proveniente de una acumulación de proteí­nas, consiguiendo aumentar la sí­ntesis proteica, o anabolismo, reduciendo la velocidad con que la célula degrada la proteí­na.

Los termogénicos bloquean los receptores de cortisona en la pared exterior de la célula. Pero ¿que es la cortisona? Se preguntaran, bueno pues la cortisona es la hormona catabólica por excelencia, acelera la degradación de la proteí­na en las células musculares, descomponiendo los aminoácidos, que transportado por ví­a sanguí­nea, se transforman por glucosa en el hí­gado. La cortisona disminuye la producción endógena de testosterona, bloqueando la fabricación de hormona hipofosaria, indispensable para la producción de testosterona. Con la Cafeí­na y la combinación yerbas que simulan el efecto de la efedrina se bloquean los receptores evitando así­ el estado catabólico, y la célula degrada menos proteí­na.

Los termogénicos son el aliado eficaz para la perdida de grasa. Normalmente todo atleta sabe que para perder grasa, hay que restringir la ingesta calórica y entrenamientos especí­ficos, con esto se pierde grasa, pero hasta un punto, para sobrepasar este punto hay otra posibilidad: Termogénesis (producción de calor). La termogénesis tiene una relación directa sobre nuestro metabolismo. El metabolismo de base es la relación que existe entre la rapidez de reacciones quí­micas y la combustión de calorí­as que resulta. Los termogénicos desencadenan por si solos la elevación de la temperatura, utilizando las calorí­as como combustible. Los Beta 2 catabolizan la grasa de 4 formas distintas:

- Aumentando el factor general de combustión de grasas.

- Provocando una sí­ntesis reducida de los lí­pidos (dificultad para transformar un alimento en grasa).

- Reduciendo la grasa por termogénesis (producción de calor).

- Los termogénicos reducen el apetito.

Tenemos dos tipos de grasas corporales, la blanca (subcutánea), cintura abdominal en él Hombre, glúteos, caderas y piernas en mujeres. Y la marrón, en la parte superior de la espalda, entre las escápulas, entre los músculos, y entre la piel.

En la grasa blanca, el tejido adiposo se forma, porque las células del tejido conjuntivo se cargan de grasa, esta grasa es absorbida en forma de finas gotas por el citoplasma (parte liquida y soluble de la célula). Estas gotas se ensamblan formando una masa importante. Las fibras del tejido conjuntivo reagrupan estas células, para recomponerlas en forma de pequeños bloques de tejido adiposo.

En la grasa blanca no se reduce termogénesis.

El trabajo fundamental de la grasa marrón es el de calentar el cuerpo, llevando irremediablemente a un aumento de la temperatura corporal.

La grasa marrón es un órgano independiente que recalienta la sangre que la atraviesa, aumentando la temperatura corporal, siendo las grasas su combustible, transformadas en ácidos grasos por ví­a sanguí­nea, dentro del tejido adiposo marrón (la grasa quema grasa). Con los termogénicos se puede reducir esta grasa activando la caldera de la grasa marrón. La grasa marrón tiene un defecto, y es que no se activa fácilmente, en nuestro organismo se activa con la adrenalina. Con la ayuda de los termogénicos se pueden activar los receptores Beta 2 situados en la grasa marrón.

Los efectos de los termogénicos sobre los receptores Beta se atenúan con el tiempo, durando solamente unas semanas, ya que la hormona Tiroides T3, que participa en la regulación de la temperatura corporal, desciende poco a apoco.

En el mercado existen muchas marcas de termogénicos entre ellas tenemos Xenadrine de Cytogenix, Mitrotopin de Gaspari Nutrition o Hioxycut de MTX.

Recordemos que estos productos pueden ser muy efectivos para algunas personas, pero no todas tienen el mismo metabolismo, incluso tienen efectos secundarios aunque moderados: taquicardia, temblor y aumento de la tensión arterial sistólica e insomnio.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment