Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

El afán de lucir un cuerpo envidiable para los hombres e irresistible para las mujeres, es el motivo principal por el que los jóvenes consumen esteroides de forma excesiva, sin medir los efectos negativos que éstos producen.

Según el doctor Vicente Maltez, cuando se inicia el uso de este fármaco a temprana edad, tiene mayores repercusiones. La persona que no haya completado el crecimiento no debe usarlo, ya que los esteroides producen el cierre de la epífisis del hueso, es decir, el crecimiento del hueso se cierra y el individuo tiende a “quedarse chaparro”.

“Los efectos principales son: alteración de la función hepática, el hígado comienza a funcionar mal con el paso del tiempo, pueden aparecer tumores hepáticos, tanto malignos como benignos tipo cáncer, y origina la aparición de tumores poco frecuentes en el cuerpo”, indicó.

Atrofia testicular
Además, el especialista asegura que quienes los consumen tienen que saber que produce atrofia testicular, es decir, los genitales se vuelven pequeños y producen un desempeño sexual deficiente.

A pesar de que ayudan al crecimiento de la masa muscular, el especialista indicó que eso se llama ginecomastia, que es el crecimiento de las mamas, es decir, da un fenómeno de feminización, pues aparecen efectos femeninos de esa persona, asimismo, sube el colesterol, se sufren cambios en el comportamiento, porque la mente está alterada por el producto químico, y esto puede llegar hasta una franca patología psiquiátrica.

El especialista aduce que el caso más extremo es un ataque cardíaco, que fue lo sucedido con el joven de 16 años originario de Granada, quien pereció tras pasar ocho días en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, del Hospital “Manolo Morales”, a causa del desmedido consumo de esteroides.

Sin embargo, Ricardo Rodríguez, instructor de pesa del gimnasio Bally, dice que este problema es ocasionado por la irresponsabilidad de quienes se dicen llamar “instructores profesionales”, ya que proporcionan el producto sin advertir las consecuencias del uso excesivo del anabólico.

Es mejor ir lento, pero seguro
Asimismo, asegura que muchos de estos productos son traídos desde otros países por los dueños de gimnasios, de igual forma, otros se pueden conseguir en las farmacias, porque son más accesibles, como el “Sostenon”, y los jóvenes se los aplican por cuenta propia, para ver resultados más inmediatos.

“Los muchachos sólo saben las cosas buenas, pero no saben las cosas negativas, se van de boca. Dicen: ‘Voy a ganar músculos, fuerza, aumentar de peso’. El problema es cuando se termina el efecto, ahí ya se les hace una dependencia”, sostuvo Rodríguez.

Por otra parte, el entrenador recomienda que es mejor llevar un proceso lento, pero seguro, y que las personas puedan tomar el control y lograr el cuerpo deseado de una manera más sana, combinando una buena alimentación, una rutina de ejercicios y el descanso para recuperar las fuerzas perdidas durante la practica gimnástica.


Fuente: elnuevodiario.com.ni

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment