Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


- Demasiada glucosa en la sangre: la glucosa destruye las paredes celulares. Debido a una excesiva ingesta de azúcar se produce un exceso de insulina que la glucosa ha de almacenar en el tejido adiposo.

- Demasiada insulina: la excesiva producción de insulina puede provocar una resistencia de las células a la insulina, lo que a su vez puede causar lesiones vasculares y diabetes.

- Demasiados radicales libres: los radicales libres son importantes en su papel de sustancias bactericidas del organismo, pero si hay demasiados atacan a las propias células y tienen un efecto altamente cancerígeno.

- Demasiado cortisol: si aumenta demasiado el estrés, el cuerpo segrega más cortisol, lo cual eleva de sobremanera el pulso y la tensión.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment