Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Nuevas tecnologías y un mejor conocimiento de los mecanismos que se desencadenan en la epilepsia están produciendo notorios avances en la calidad de vida de quienes la padecen. Y no son pocos: se estima que afecta a 50 millones de personas en el mundo, de las cuales 330 mil habitan en la Argentina. 

La epilepsia puede comenzar a cualquier edad, aunque la mayor cantidad de casos nuevos se presentan en infantes y en mayores de 60 años. Aunque se trata de uno de los trastornos más comunes en el campo neurológico, sus repercusiones orgánicas, familiares y sociales deterioran dramáticamente la calidad de vida de los que la sufren. 

Hoy se considera que uno de los modos más eficaces de abordarla es a través de centros multidisciplinarios que puedan abocarse a un tratamiento precoz y efectivo de la enfermedad. Las tecnologías que se aplican y colaboran son: la resonancia nuclear magnética de cerebro, la tomografía por emisión de fotones (estudios SPECT), la tomografía por emisión de positrones (PET) y la resonancia magnética funcional. 

A esto se agrega la información que constantemente agregan los estudios genéticos. Y los procedimientos quirúrgicos, que se usan desde hace tiempo pero han mejorado notablemente, y el estimulador vagal, una suerte de marcapasos que se conecta al nervio vago en el cuello del paciente. 

Esta información es constantemente procesada y puesta al servicio de la calidad de vida de quienes sufren de epilepsia a través de la Fundación Neurológica Juan Carlos Guzmán y Marta Guzmán, que se creó en 1995. Esta institución es un nexo entre la comunidad y los médicos especialistas en el tema. Elabora trabajos científicos, dicta cursos de capacitación y realiza tareas de divulgación e información que cimentan un más efectivo tratamiento de un viejo flagelo.


About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment