Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Es la enfermedad crónica con mayor prevalencia en los países desarrollados. Y uno de los principales factores de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. El entrenamiento en hipertensos y un repaso por conceptos básicos en materia de actividad física

El aumento de la presión arterial en el esfuerzo depende del tipo, de la intensidad y de la duración de la actividad física. El ejercicio de tipo dinámico, aquel que da origen a contracciones repetidas y lentas de mucha duración, produce mínimas modificaciones (ejercicios aeróbicos o isotónicos), como el ciclismo. El ejercicio de tipo estático, en cambio, produce una modificación mantenida de la contracción.

El ejercicio de tipo dinámico da un aumento de las demandas de oxigeno, porque deberá aumentar también el gasto cardíaco, la ventilación por minuto y la irrigación muscular, que se logra gracias a una disminución de las resistencias periféricas.

Cómo se produce la recuperación de la tensión arterial: la disminución luego de un ejercicio se produce rápidamente, aunque luego del minuto pueda que se eleve transitoriamente. Se piensa que es debido a la recuperación del metabolismo anaeróbico que aparece cuando la carga del trabajo es máxima.

Los factores que condicionan la respuesta tensional son:

- Edad: a medida que aumenta la edad, se incrementan las resistencias periféricas, por lo que la presión sistólica también aumenta.

- Estado de entrenamiento: los atletas de pruebas de resistencia tienen por lo general, valores de presión arterial sistólica más bajos y de presión diastólica más altos. Pero para que se pueda apreciar, el nivel de entrenamiento debe ser grande.

- Sexo: no hay variaciones. lo que si se ha constatado es una mayor rapidez en aquellos para recuperar los valores basales.

- Variaciones diarias y estacionales: la presión sanguínea tiene variaciones de acuerdo con el momento del día. Los valores mínimos durante el sueño y máximo a últimas horas de la tarde. La estación del año que posee valores tensionales altos es el verano.

HIPERTENSOS

Ejercicio físico en el hipertenso: ¿Riesgo o terapéutica?, ¿los sujetos hipertensos pueden iniciar una actividad deportiva sin que ello implique un riesgo cardiovascular?, ¿esta actividad puede ayudarle a la normalización de sus tensiones?.

Primero hay que dividir al ejercicio en Aeróbicos o dinámicos y anaeróbicos o estáticos. El ejercicio aeróbico incrementa el consumo de oxígeno en sujetos normotensos. Provoca un aumento del gasto cardíaco y la presión media aumenta moderadamente pese al notable incremento de la presión sistólica.

En el ejercicio anaeróbico se produce lo contrario, aumenta la diastólica, aumenta la frecuencia cardíaca y el gasto cardíaco.

En el jercicio físico y su riesgo en el paciente, es fundamental la valoración individual de todos los hipertensos que practiquen algún deporte. Algunos elementos diagnósticos son: las pruebas de esfuerzo, los holter de presión y la ecocardiografía.

Para pacientes con hipertensión ligera basta con una medida no farmacologica. Y el tratamiento consta de: restricción de la ingesta de sodio, control del sobrepeso, reducción del excesivo consumo de alcohol y cigarrillos, aumento de la ingesta de potasio, calcio y magnesio, disminución de grasas saturadas, práctica de ejercicio físico, técnicas de relajación.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment