Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La combinación de una dieta equilibrada y la actividad física contrarrestarían la falta de elasticidad

La rigidez de las arterias, que puede desencadenar enfermedades cardiovasculares, guarda más relación con la falta de ejercicio que con la edad. Investigadores de la Universidad de Pittsburgh (Pensilvania) comprobaron en pruebas realizadas con personas de edad avanzada que, incluso una persona de 90 años, puede mejorar el estado de sus arterias gracias al ejercicio.

El estudio, dirigido por la investigadora Rachel Mackey, demuestra que en personas de edad avanzada no es necesario un fuerte ejercicio y basta con "estar activos", para mejorar la situación arterial.

Las arteriosclerosis son un tipo de enfermedades que se producen en las arterias, debido a su aumento de grosor y pérdida de elasticidad, y están relacionadas con la hipertensión, los altos valores de colesterol, el tabaquismo, la diabetes,la obesidad y la falta de ejercicio.

A principios de siglo, la enfermedad se denominaba "endurecimiento de las arterias" y se relacionaba también con las personas mayores de edad, pero los autores de este nuevo estudio afirmaron que, no por llegar a mayor, una persona debe sufrir necesariamente ese deterioro en las arterias.

En la "arteriosclerosis", la más común de las enfermedades de las arterias, se acumulan depósitos de células grasas bajo el endotelio o capa interior de las arterias.

Los depósitos, llamados ateromas, reducen el flujo de sangre a través de la arteria dañada y, dependiendo donde se encuentre el conducto, podría dar lugar a un infarto cerebral o a un infarto de miocardio.

Los investigadores de la Universidad de Pittsburgh, según explicaron en la revista Américan Journal of Hypertension, estudiaron las arterias de 356 hombres y mujeres de entre 70 y 90 años.

Además de calcular el grado de actividad diaria que desarrollan, desde acudir a la compra, cortar el césped o pasear en el barrio, los investigadores midieron la elasticidad de sus arterias mediante un sistema que mide la velocidad de las ondas causadas por el corazón.

Cuanto más rígidas están las arterias, más rápido se desplazan las ondas creadas por el corazón y viceversa. Según indicaron en la publicación científica, se comprobó con sorpresa que las personas de edad más avanzada no presentaban necesariamente mayor rigidez en las arterias.

La actividad y el ejercicio acompañaban a la mayoría de los casos de mayor elasticidad en los conductos sanguíneos.

Los investigadores precisaron la necesidad de combinar una dieta equilibrada con el ejercicio para contrarrestar los efectos del endurecimiento de la arterias y prevenir así enfermedades cardiovasculares, que son la causa número uno de muertes en los países desarrollados.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment