Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La bulimia ataca en silencio: el 80 por ciento de los casos de trastornos alimenticios pasan inadvertidos en las consultas médicas primarias. Por qué se produce, cuáles son los factores desencadenantes y cómo se trata

La Bulimia es una entidad medica compleja, en la que se dan en un mismo paciente cambios físicos, emocionales y conductales, que llevan a presentar una peculiar aversión a los alimentos. La bulimia está íntimamente emparentada con la anorexia nerviosa y en muchas ocasiones se presenta acompañándola en el cortejo sintomático de ésta.

POR QUE SE PRODUCE

No es fácil saber cuál es el origen de esta enfermedad. Se presenta sobre todo en mujeres jóvenes, entre los doce y los veinticinco años, que se caracterizan emocionalmente por una extrema sensibilidad, introversión, dependencia afectiva y excesivo perfeccionismo. Suelen tener trastornos de la imagen corporal y el inicio suele estar en relación con el miedo al desarrollo sexual y a la aparición de impulsos agresivos que se expresan a través de vómitos provocados.

FACTORES DESENCADENANTES

El sobrepeso en las niñas al inicio de la pubertad es frecuente y las presiones familiares para cambiar la imagen durante esta época de la vida no son beneficiosas. El rasgo típico en el carácter de las niñas y adolescentes con bulimia es la introversión y el trastorno de la imagen corporal.

SÍNTOMAS

El síndrome bulímico se caracteriza por la existencia de episodios recurrentes de hiperfagia (consumo rápido de grandes cantidades de alimentos) con presentación posterior de dolor abdominal, sueño, interrupción social y vómitos autoinducidos. Estas crisis sé acompañan generalmente de humor depresivo y sentimientos de autodesprecio. Además de los vómitos inducidos se pueden presentar temor exagerado a engordar, frecuentes variaciones de peso, intentos repetidos para adelgazar mediante dietas inadecuadas y conciencia de que la dieta y los vómitos son perjudiciales para su salud.

TRATAMIENTO

La psicoterapia es el tratamiento de elección, aunque es lento y de dudosos resultados. Los psicofármacos, principalmente los antidepresivos, se han mostrado útiles en algunos momentos de la enfermedad. Cuando la bulimia esta asociada a la anorexia nerviosa, la gravedad de algunos casos, debido a la intensa pérdida de peso, necesita de ingreso hospitalario.

La respuesta inicial al tratamiento, ya sea psicológica o biológica, es favorable. Las recaídas son frecuentes y se presentan en más de la mitad de todos los casos.

RECUERDE QUE..

La bulimia se presenta con frecuencia en adolescentes educados en el seno de familias con patrones rígidos en la alimentación o con desviaciones extravagantes en los hábitos alimenticios. Los episodios de bulimia acompañan con frecuencia a los síntomas de la anorexia nerviosa y se encuentran dentro de las caracterí ticas que definen esta enfermedad. En las pacientes bulímicas, además de caracterizarse por los vómitos inducidos, suelen hacerlo por tener obsesión por las calorías y el cocinado de los alimentos, utilizando con frecuencia dietas monótonas, excéntricas e inadecuadas.

PREVENCION

La prevención de estas patologías es el método más eficaz para luchar contra la prevalencia de los trastornos alimentarios. Desgraciadamente, el 80 por 100 de los casos pasan inadvertidos en las consultas de atención primaria y no se benefician de la de tección precoz y la derivación a servicios especializados. La prevención secundaria puede conseguir se con una formación adecuada de los profesionales que están en contacto con los adolescentes: profesores, equipos de orientación, médicos y padres.

Síntomas para tener en cuenta

El médico suele realizar el diagnóstico sobre la base de criterios diagnósticos previamente establecidos. Los síntomas pueden estar presentes en mayor o menor grado y pueden resumirse en:

- Elevados niveles de ansiedad y depresión
- Más frecuente en mujeres que en varones
- Urgencia imparable de hiperfagia en forma de crisis
- Inducción posterior del vómito
- Uso inadecuado de laxantes y diuréticos
- Temor excesivo a ganar peso

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment