Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Por Prof. Javier Pacharotti (Dto. de Actividad Física - Clínica Cormillot La Plata)

La gente tiende a moverse cada vez menos. Hay una alta correlación entre horas de televisión y aumento en la ingesta de alimentos de alta densidad energética fundamentalmente en niños y adolescentes.

Inclusive se observan conductas de alimentación deficiente en las escuelas, y esto hay que prevenirlo mediante un compromiso de la comunidad educativa, porque haciéndolo en la etapa de la niñez y adolescencia, con buena alimentación y actividad física y deportiva, reducimos la posibilidad de que en la adultez estos niños y adolescentes tengan sobrepeso u obesidad.

El gran incremento de la obesidad en los últimos años, se debe fundamentalmente a dos factores. Una mayor ingesta diaria y un sedentarismo pronunciado y las consecuencias de la obesidad como patología de riesgo son: enfermedad coronaria, ateroesclerosidad, hipertensión arterial, diabetes, aumento del ácido úrico, artrosis, apneas nocturnas, hígado graso, problemas respiratorios, alteraciones psicosociales, enfermedades tumorales.

ACTIVIDAD FISICA

Ejemplo: Mario llega al gimnasio, tiene 30 años y un grado de obesidad importante.

¿Qué debería indicar el profesor?. Plantearemos dos alternativas y veremos cuál es la mejor.

1) Mario subite a la bicicleta y pedaleá 30 minutos a ritmo suave, la semana que viene 35 y la otra vamos a ver si llegamos a 45/50 minutos, luego elongás y te vas.
Resultado: quema grasas, pero también masa muscular (flaccidez), a la tercer semana se aburre y se va (abandona).

2) Mario hacé un circuito aeróbico, 10 a 12 ejercicios con pesas, cargas mínimas, pausa activa y control de las pulsaciones: bicicleta, pectorales, cuádriceps, dorsales, press de piernas, bíceps, espinales, tríceps, bicicleta, abdominales, movilidad, flexibilidad.

Durante el circuito se deben controlar pulsaciones que serán 220 -la edad. Con el resultado se trabaja al 60%; es decir Mario tendrá 220-30=190 al 60%=114 y no debe pasarse de este número durante todo el circuito. Las primeras semanas el pulso subirá rápidamente porque no hay coordinación intermuscular o porque la carga es alta en algún ejercicio. Entonces en la segunda vuelta al circuito se le baja un poco el peso, luego de las dos primeras semanas el pulso se normaliza. Este circuito se puede variar. Incluso es válido combinar el circuito con caminatas al aire libre.

Resultado: quemar grasas por vía aeróbica y tonificar masa muscular. A medida que pase el tiempo y Mario adquiera soltura y movilidad, se le introducirán en el circuito, cargas submáximas a máximas, para que además de quemar grasas por vía aeróbica, también lo haga por vía química.

Mario puede ir todos los días al gimnasio con una duración de la sesión entre 30 y 60 minutos, realizando en cada ejercicio 3 series entre 8 y 10 repeticiones, pasando 3 o 4 veces por el circuito.

No hay dudas, el segundo planteo arroja mejores y mayores resultados de acuerdo a los objetivos planteados, y es más entretenido.

Otros resultados desencadenados de la actividad física regular son: disminución de la grasa intraabdominal, mejora de la circulación miocárdica, aumento de la eyección del corazón, disminución de la tensión arterial, aumento del capacidad vital, aumento de la fuerza muscular, fortalecimiento de los huesos y aumento de los minerales, prevención de osteoporosis, disminución de los triglicéridos, disminución del colesterol, disminución de la masa grasa, aumento de la sensibilidad a la insulina, mejor tolerancia a la glucosa, mejor relación con el propio cuerpo, aumento de la autoestima, disminución del aislamiento.

Cualquier programa de actividad física debe estar supervisado y controlado en forma personalizada por profesores universitarios en educación física.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment