Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


"El chino de clase media gasta apenas algunas monedas por día para su alimentación" señaba un catedrático de Pekín, al referirse a esta leguminosa, excelente fuente de proteína vegetal, minerales y vitaminas que hoy se sugiere incorporar a la cocina de los argentinos.

La soja es uno de los productos más baratos (los porotos se venden a un promedio de $ 1.40 el kilo) de la cual se obtiene una buena proporción de calorías. Superior a las que ofrece la leche, los huevos y la carne. La harina de soja en tanto, tiene dos veces más calcio y cinco veces más fósforo que la leche de vaca; además de una buena proporción de vitaminas (carotina, tiamina, riboflavina, ácido nítrico y ácido ascórbico).

Ahora bien, cómo se prepara para que chicos y adultos la aceptan como el reemplazo aceptable en cuanto a sabor y formas similares a otros alimentos que se presentan en la mesa cotidiana. Las cocineras diestras en el arte de transformar porotos y harina de soja ($ 2.20 el kilo), en leche, queso y milanesas destacan que " es necesario dejar los porotos una noche en remojo en agua, poniéndolos a cocinar a la mañana siguiente. Quedan completamente blandos después de cuatro horas de hervor continuo, tiempo que se puede reducir si se usa una olla a presión.

En cuanto al sabor, en cada receta - ver aparte- se pone el acento a los diferentes recursos con que cuentan hoy las amas de casa para hacerlos agradable al paladar familiar. En las dietéticas platenses en tanto, se encuentran estos alimentos y los preparados que se obtienen con ellos (leche, milanesas, queso tofú, etc), además de las indicaciones para aprender a manejar este importante sustituto de la carne vacuna.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment