Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La cerveza es un producto natural apreciado ya desde antiguo por sus propiedades como bebida refrescante y nutritiva, por sus usos medicinales y estéticos. Miles de años atrás, los egipcios utilizaban su espuma para mantener el frescor de la piel. En el siglo XVI, las princesas es ella para realzar el resplandor de su cutis y para desarrollar el busto.

Hace menos tiempo, cuando las modas trajeron el glamour de los cabellos brillantes, la cerveza cumplía la función de "brillantina". Los peluqueros recomendaban a sus clientes aclararse el pelo con cerveza tras haberlo lavado. Hoy en día, los fabricantes utilizan la cerveza en la composición de sus champús para cabellos difíciles de peinar.

En cuanto a la belleza de la figura, y lejos de la creencia generalizada, la cerveza aporta muy pocas calorías, tiene muy poco azúcar y nada de materia grasa. El análisis comparativo con otras bebidas desvela que la cerveza contiene menos calorías que los refrescos de fruta o de cola, la mitad que el vino y entre cuatro y siete veces menos que el vermut, el anís, el whisky, el ron, el vodka o la ginebra. Y si hablamos de la cerveza sin alcohol, ¡aún menos calorías!

Propiedades

La cerveza potencia, asimismo, la belleza interior. Los efectos positivos para la salud de su consumo mesurado, tales como su influencia en el buen funcionamiento del sistema cardiovascular, han sido demostrados en numerosos estudios de investigación. Además contiene alrededor de 2.000 componentes naturales y elementos necesarios para el organismo, algunos, como el ácido fólico, difíciles de encontrar en otros alimentos.

Vitaminas y Nutrientes

- Acido fólico: reduce el riesgo cardiovascular, de anemia megaloblástica y de malformaciones en el feto
- Vitamina B12: actúa contra la anemia y se bre el sistema nervioso. Vitamina B2: facilita la di-gestión. 
- Vitamina B1: influye en el metabolismo de los glúcidos.
- Polifenoles: retrasan el envejecimiento celular.
- Potasio: potencia la actividad muscular.
- Caldo, fósforo y magnesio: previenen enfermedades óseas.
- Durante el embarazo debe consumirse cerveza sin alcohol.

En Cosmética

Mascarilla de cerveza: se trata de un truco de belleza muy sencillo y con unos resultados excelentes para conservar la piel tersa, fresca y sin brillos.

- Empapar un algodón en cerveza.
- Humedecer abundantemente el rostro con él.
- Tumbarse durante treinta minutos en un sitio a oscuras para que repose.

Máscara de levadura de cerveza: en este caso se utiliza la levadura de la cerveza y la mascarilla resultante es un poco más elaborada que la anterior:

- Mezclar dos cucharadas soperas de levadura de cerveza con un yogur.
- Añadir unas gotas de agua de rosas.
- Remover hasta que resulte una pasta suficientemente consistente para ser extendida.
- Aplicar sobre el rostro.
- Dejar reposar hasta que se seque.
- Aclarar con agua tibia.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment