Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


El aeróbico regular, manteniendo las pulsaciones y por tiempo prolongado no nos brinda tantos beneficios a la hora de quemar calorías. Como ya hablamos en otros artículos, no pasa lo mismo con el entrenamiento a intervalos.

Aunque tenemos que admitir que el ejercicio aeróbico tiene su lugar. Esto puede ser un instrumento útil en la eliminación de la grasa del cuerpo obstinada en abandonarnos.

Que pasa si hacemos nuestros aeróbicos después del entrenamiento a intervalos:

Primero vayamos a ver lo que los intervalos y el aeróbico hacen en nuestro cuerpo.

- Aeróbicos con un rango de pulsaciones estables: Usa la grasa como fuente de energía, pero el problema de esto, es que se tarda mucho para que el cuerpo comience a usar la grasa como combustible en este tipo de cardio.

- El entrenamiento de intervalos de alta  intensidad quema glucógeno y libera ácidos grasos en la circulación sanguínea. Pero este entrenamiento no usa aquellos ácidos grasos para la energía, lo que significa que ellos son depositados de nuevo en las células grasas.
Entonces, cómo hacemos para aprovechar lo mejor de los dos mundos?

1. Hacemos solo 12 minutos o menos de entrenamiento a intervalos.

2. Esperamos 5 minutos.

3. Hacemos 20 ó máximo 30 minutos de el aeróbico elegido, a un ritmo de pulsaciones estables.

Cuando nosotros usamos este camino, el HIIT seguido de 5 minutos de descanso, garantizamos una liberación grande de ácidos grasos en la circulación sanguínea. Lo que quiere decir que ya tenemos garantizado el combustible para quemar la grasa cuando hacemos nuestros aeróbicos!

Que pasa si hacemos nuestros aeróbicos después del entrenamiento de pesas:

El levantamiento de pesas intenso (entrenamiento con sobrecargas) es muy similar al entrenamiento de intervalos de alta intensidad en los efectos que esto tiene sobre nuestro cuerpo, el combustible que esta actividad usa. Por lo cual el momento ideal para hacer nuestros aeróbicos es después de nuestra rutina y nunca antes.

Lo recomendable es hacer 20-30 minutos de aeróbicos de intensidad baja a media estable, después del levantamiento de pesas.

¿Qué más tendríamos que saber?

- Sobrecargando el SNC: Si levantamos la intensidad, enfocándonos en la fuerza, haciendo bajas repeticiones con pesos pesados 3 veces por semana, estaremos trabajando nuestro sistema nervioso central para aumentar principalmente la fuerza. Algunas personas que en los días libres hacen entrenamiento de intervalos, pueden estar sobreentrenándose. En este caso sería bueno optar por un aeróbico de ritmo estable.

- Grasa obstinada: Si contamos con un nivel de grasa corporal del 10-12 % para hombres ó 15-17 % para mujeres y queremos definirnos al máximo, entonces deberíamos emplear el HIIT seguido con el aerobico. Esto ayudará a quitar aquellos últimos kilos obstinados.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment