Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6



Collin es el primer culturista con síndrome de Down. Comenzó como recepcionista del Bob’s Gym North, en Indiana (Estados Unidos). 

Un día paseando por el gym descubrió a Glenn Übelhör posando en el espejo su cuerpo esculpido y él se dijo: ¡Yo también quiero hacer eso! Glenn sería después su monitor.

Su sueño comenzó cuando dejó de ser recepcionista y se puso a entrenar. Después de mucho ejercicio y una buena alimentación logró perder 27 kilos en seis meses y aumentar su masa muscular hasta el punto de poder competir de forma profesional y dejar atrás las barreras de su alteración genética.

Collin tuvo que superar varios obstáculos, entre ellos la hipotonía muscular, propia de pacientes de síndrome de Down, que hace los ligamentos más laxos.

El culturismo, además de transformar el cuerpo de Collin, le dio confianza e independencia según cuenta su madre.

Su entrenador expresó que se siente “más emocionado de ver a Collin en el escenario” de lo que ha estado nunca compitiendo él mismo y añade: “Collin es una de esas personas que ha conseguido hacer realidad sus sueños, ¿cuántos de nosotros podemos decir que lo hayamos hecho?”.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment