$type=carousel$count=9$cols=3$cate=0$show=home

El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1)

El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1) se denomina así por su parecido a la insulina. Se compone de 70 aminoácidos unidos, lo qu...

El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1) se denomina así por su parecido a la insulina. Se compone de 70 aminoácidos unidos, lo que la hace una hormona proteína péptida. Eso significa que, al igual que la hormona de crecimiento (GH), el IGF-1 debe ser inyectado. De lo contrario se degradaría en el intestino, lo que la haría inútil.

El IGF-1 se considera la clave de los efectos anabólicos de la hormona del crecimiento, y la liberación de la GH promueve su síntesis en el hígado. El hígado también sintetiza seis proteínas vinculadas que trabajan junto al IGF-1, creando el IGFBP-3, que es la proteína primaria del IGF-1 en la sangre. Una sustancia llamada subunidad ácido lábil que previene la degradación prematura del IGF-1. El complejo de IGF-1, la unión a proteínas y la subunidad ácido lábil extiende el tiempo que dura el IGF-1 en la sangre a 15 horas o más – en comparación a los 10 minutos que dura el IGF-1 desvinculado.

Puesto que el IGF-1 es tan similar a la insulina, puede interactuar con los receptores celulares de insulina y producir algunos de los mismos efectos que la insulina. De hecho, el principal efecto secundario tanto del exceso de insulina y IGF-1 es la hipoglucemia, o un nivel bajo de glucosa en sangre, aunque la insulina es 10 veces más potente que el IGF-1 en ese sentido.

Cuando se entrena durante un tiempo prolongado (más de una hora) el hígado actualiza su liberación de IGF unido a la proteína 3 para prevenir la aparición de hipoglucemia, quede otro modo se produciría debido a la mayor liberación de IGF-1. El IGF-1 también amplifica la acción de la insulina, incluso con dosis bajas. La insulina ayuda a mantener el IGF-1 en sangre al aumentar la síntesis de IGFBP-3.

Sin embargo, la función primaria del IGF-1 no es transportar glucosa a las células, como en el caso de la insulina. Por el contrario, fomenta la división celular y el crecimiento. También participa en la reparación celular, particularmente en el cerebro, corazón y músculos. Su función en la división celular ha hecho que muchos científicos sugieran que el IGF-1 juega un papel en varios tipos de cáncer. Eso tiene sentido, puesto que el cáncer es un proceso de división celular descontrolada; sin embargo, las pruebas no son definitivas todavía. Lo que es cierto es que el IGF-1 inhibe la apoptosis o el suicidio celular.

Independientemente de la teoría de que los tumores mejorarían la síntesis local de IGF-1 para mantenerse vivos y fomentar así la propagación del cáncer en todo el cuerpo. Sin embargo, algunos investigadores sugieren que el IGF-1 no causa cáncer, sino que es producido por los tumores. Mientras tanto, estudios demuestran que las personas que tienen niveles bajos de IGF-1 tienen una mayor posibilidad de morir por un ataque al corazón. Ésa es la razón por la que el IGF-1 previene la muerte de las células cardiacas y ofrece protección cuando las células tienen un estrés alto, como ocurre durante un ataque al corazón.

Mientras que el hígado sintetiza el IGF-1 y lo une con las proteínas vinculadas en el transporte de la sangre, dos variantes de IGF-1 que son producidas en el músculo, una de las cuales es llamada factor de crecimiento mecano, desempeñan un papel importante en el aumento del músculo. Estimulan la actividad de otras proteínas que intervienen en la síntesis de la proteína muscular y estimulan la actividad de las células madre musculares, llamadas células satélite, que reparan el tejido dañado, y el entrenamiento daña el músculo. De hecho, el entrenamiento con pesas intenso es un estímulo principal en la liberación de IGF-1 en el músculo. (Otra proteína, la miostatina, previene el crecimiento muscular al interferir en la proliferación de células satélite.) Un reciente estudio utilizó animales genéticamente especiales que sólo producían pequeñas cantidades de IGF-1 en sus hígados, entre un 75 y un 85% menos que un ratón normal. A pesar de ello, muestran patrones de crecimiento y desarrollo normales. Sus cuerpos se compensan mediante la secreción de gran cantidad de GH.

Los ratones con deficiencia de IGF-1 tienen un nivel de grasa corporal bajo y tienden a estar magros a medida que envejecen. La razón por la que crean tanta GH es que el IGF-1 es el principal inhibidor de la liberación de GH de la glándula pituitaria. Menos IGF-1 equivale a más liberación de GH por el cerebro.

Curiosamente, los estudios humanos demuestran que la testosterona también obstaculiza la señal de IGF-1 al cerebro, por lo que ayuda a maximizar los efectos de la GH. Esa es probablemente una razón por la que la GH es considerada sinérgica con la testosterona y los esteroides anabólicos, que son formas sintéticas de la testosterona.

Pero volvamos a los ratones. La falta de liberación sistémica de IGF-1 no afecta a su producción local en el músculo. Investigadores lo demostraron al hacer que los ratones realizaran ejercicio de resistencia. No, los ratones no realizaron sentadillas o curls con barra. Tenían que subir una escalera con pequeñas pesas adheridas a sus cuerpos, una rutina de entrenamiento de 16 semanas para roedores.

Otro grupo de ratones que no tenía deficiencia de IGF- 1 hicieron el mismo ejercicio. Los grupos presentaron aumentos musculares equivalentes. Los investigadores concluyeron que el IGF-1 sistémico producido en el hígado no es necesario para la hipertrofia muscular. Las formas de IGF-1 producidas en el músculo después de hacer ejercicio son las más importantes.

Culturistas y otros atletas han estado utilizando inyecciones de IGF-1 durante años. El fármaco a menudo es utilizado junto a GH, esteroides anabólicos e insulina. Una formulación popular es el Long-R3IGF-1, que se cree que es más potente que el IGF-1 producido por el cuerpo. Las hormonas pueden interactuar con los receptores celulares sólo cuando están libres, o desvinculadas de sus proteínas plasmáticas. Puesto que el Long-R3IGF-1 dura más tiempo en la sangre que el IGF-1 natural, puede presentar una seria amenaza para la salud. El IGF-1 libre puede interactuar con tumores, provocando la progresión del cáncer.

También puede convertir en un tumor benigno o inactivo en activo. Otra forma experimental del IGF-1 que se dice que es utilizada por atletas es el des(1-3) IGF-1. Es una forma corta de IGF-1 que no está unido a proteínas y a menudo es inyectado directamente en los músculos y se rumorea que puede producir hiperplasia, o la división de las fibrasmusculares para formar nuevas fibras. Es una conjetura, ya que, hasta el momento, no hay pruebas de dicho efecto en deportistas sanos.

La forma prescrita de IGF-1 es la mecasermina, con el nombre comercial de Increlex. Fabricado utilizando una tecnología recombinada de ADN, es utilizado para tratar la deficiencia de IGF-1 y los problemas de crecimiento. Increlex también es prescrito a pacientes que han desarrollado anticuerpos resistentes a la terapia de GH. A diferencia del Long-R3IGF-1, Increlex es idéntico a la forma natural de IGF-1, manteniendo la secuencia de 70 aminoácidos del IGF-1 que el cuerpo produce.

Aunque parece que sólo la versión de IGF-1 producida en el músculo tiene verdaderos efectos anabólicos, muchos culturistas y atletas que han utilizado el IGF-1, afirman que se han beneficiado del fármaco. No hay pruebas científicas que lo corroboren, pero hay algunas pruebas sobre los beneficios en personas con deficiencias de IGF-1.

Los pacientes deficientes hormonalmente que tomaron IGF-1 experimentaron un alto nivel de pérdida y oxidación de grasa. Lo que lo causa no es conocido, pero una teoría es que el IGF-1 puede suprimir la insulina circulante. Además, las células grasas contienen receptores de IGF-1, de manera que la hormona puede interactuar con las células grasas.

Desde el punto de vista de la síntesis de proteínas, las inyecciones de IGF-1 proporcionan efectos anticatabólicos de insulina combinados con el aumento de la síntesis de proteínas inducido por la hormona del crecimiento. Como la insulina, el IGF-1 estimula la absorción de aminoácidos en las células musculares. Ello fomenta la absorción de glucosa por el tejido periférico, lo que reduce los niveles de glucosa en sangre. También suprime la producción de glucosa hepática, que es realmente bueno para aquellas personas que son resistentes a la insulina, puesto que el hígado, bajo esta circunstancia, tiende a producir demasiada glucosa, lo que perpetúa la insensibilidad a la insulina y, finalmente, puede terminar en diabetes. De hecho, el IGF-1 está siendo considerado como un fármaco preventivo de la diabetes.

Desde un punto de vista atlético, el IGF-1 puede compartir el papel de la insulina en el aumento de la síntesis de glucógeno, lo que potencia el entrenamiento intenso. Posibles efectos secundarios de las inyecciones de IGF-1 incluyen dolor de mandíbula, hinchazón de cara y manos y alteraciones del ritmo cardíaco. El último efecto nombrado es más propenso si se inyectan más de 100 microgramos. Eso puede hacer que el corazón deje de latir y que la presión sanguínea baje drásticamente. El efecto es causado por un descenso inducido de fosfato en sangre inducido por el IGF-1 y puede ser prevenido administrando fosfato con el IGF-1. Un aumento de IGF-1 causado por inyecciones de GH o el IGF-1 se cree que desempeña un papel importante en la hinchazón abdominal que muestran algunos culturistas competitivos.

Añadir insulina a la mezcla incrementa exponencialmente la posibilidad de que aparezca ese efecto secundario. Ten en cuenta que los órganos internos tienen un amplio suministro de receptores celulares tanto de insulina como de IGF-1.

Proporcionar abundancia de una o ambas hormonas conducirá a un crecimiento de los órganos, contribuyendo al hinchazón abdominal. Varios factores afectan en la producción de IGF-1 en el cuerpo. Unas calorías o proteínas insuficientes hacen que caiga en picado y el exceso de calorías puede hacer que aumente. Un estudio sobre mujeres con peso normal que comían en exceso encontró un incremento de un 19% en IGF-1 después de dos semanas de atracones, con un 46% de aumento de peso atribuído a masa magra y un 54% a grasa corporal. Hacer ayunas duplicó la insulina en las mujeres y los niveles de testosterona aumentaron significativamente. Así que el aumento de masa magra producido por comer en exceso podría ser el resultado de un aumento de la IGF-1, insulina o testosterona, o los tres. Me gustaría añadir que comer en exceso no es un buen método para añadir masa muscular, puesto que la mayoría de peso obtenido consiste en grasa corporal. Sin embargo, eso explica por qué engordar era una técnica popular para el aumento de masa para los culturistas del pasado y, en cierta medida, también para los de hoy. Otros nutrientes necesarios para mantener el IGF-1 en el cuerpo incluyen los minerales magnesio y zinc y la tiamina, también conocida como vitamina B1. El zinc es particularmente importante.

El ejercicio aumenta el IGF-1. Algunos ejercicios sugieren que los efectos antienvejecimiento del uso del DHEA vienen de un incremento de IGF-1 en el cuerpo. El IGF-1 mantiene tanto el músculo y el tejido conectivo, así como las células cerebrales y cardíacas, por lo que no es descabellado pensar que tener más IGF-1 te hará sentir y, probablemente, tener una apariencia más joven. Recientes estudios humanos confirman los efectos antienvejecimiento del IGF-1 y de la GH. Sin embargo, los animales con déficit de IGF-1 viven más tiempo y no muestran ningún tipo de cáncer. Evidentemente, eso es un ejemplo de cómo la fisiología animal puede diferir en los seres humanos. Por otro lado, innumerables personas que han utilizado la terapia de GH dicen que prefieren sentirse jóvenes, pero ello rara vez es evidente en la apariencia física.

El exceso de grasa corporal está asociado con un nivel bajo de IGF-1 y GH. Un reciente estudio examinó los factores del estilo de vida que afectan en el IGF-1 en mujeres en edad universitaria y descubrió una correlación positiva con la proteína de soja y el mineral selenio. Beber alcohol mitiga los efectos del IGF-1 en las mujeres.

El mayor uso futuro de IGF-1, sin duda, implica la terapia génica, que coloca directamente los genes que producen IGF-1 en el músculo, por lo general añadiéndolos a un virus inactivo o vector que penetra en las células musculares.

Estudios con ratones jóvenes muestran que el procedimiento provoca un incremento de un 15% de masa muscular, junto con un aumento de un 14% de fuerza. La terapia génica en ratones mayores causó un incremento de un 27% de la fuerza, junto con una regeneración total del músculo envejecido. En otro estudio con ratones, el gen de IGF-1 fue colocado en los glúteos y gemelos de los animales, lo que provocó un aumento de un 17 a un 115% en el área seccional del músculo. El crecimiento se produjo principalmente en los gemelos en lugar de en los glúteos.

Estudios con la forma muscular específica de IGF-1 han mostrado resultados similares o mejores. Algunos estudios especulan que una vez que el procedimiento se haya perfeccionado para humanos, significará el final de la debilidad muscular y fragilidad relacionadas con la edad. Se prevé que un hombre de 80 años puede producir los mismos resultados musculares que uno de 19 años. Las personas mayores no ganan tanto músculo como las personas jóvenes porque la actividad de las células satélite o bien no se producen o son inefectivas. Ese defecto es completamente reparado con la terapia génica con IGF-1. Algunos predicen que la terapia génica sustituirá los fármacos como la principal forma de dopaje en el futuro. Nadie tiene ninguna idea de cómo detectar el dopaje de la terapia de genes. La única manera posible sería una biopsia muscular, pero incluso eso resultaría problemático, porque la absorción completa del IGF-1 puede que no se produzca y la biopsia puede revelar sólo un tejido muscular normal.

Abundan rumores de que algunos atletas ya se han sometido a una terapia génica de IGF-1. Eso no es difícil de creer cuando se considera que uno de los desarrolladores de la terapia, H. Lee Sweeney, Ph.D., de la Universidad de la Escuela de Medicina de Pennsylvania, dice que está sitiada por atletas y entrenadores de todo el mundo que se ofrecen para ser sus conejillos de indias.

Sin embargo, lo cierto es que la técnica no está preparada para tener una audiencia máxima, puesto que algunos experimentos anteriores de terapia de genes provocaron la muerte del paciente. Los futuros sujetos podrían experimentar reacciones inmunes fatales a los vectores utilizados para colocar el gen en el organismo. Otro peligro es la incapacidad para controlar la expresión del gen, que podría traducirse en una rápida propagación del cáncer. O la expresión del gen podría extenderse desde el músculo esquelético hasta el músculo cardiaco, provocando un excesivo crecimiento del músculo cardiaco que presagia una insuficiencia cardiaca prematura.

Por último, pero no menos importante, mientras que las inyecciones de IGF-1 funcionan muy bien en el papel, los resultados en el mundo real son variados. La mayoría de los atletas sugieren que utilizar sólo IGF-1 hace muy poco o nada para aumentar las ganancias musculares, cosa que tiene sentido en relación al estudio con ratones que sólo vinculó el IGF-1 en el músculo local con el aumento de masa. Muchos manuales de esteroides sugieren que las inyecciones de IGF-1 son mejor utilizadas con agentes anabólicos, como la hormona del crecimiento, la testosterona y la insulina. En ese caso, ¿cómo se puede comprobar que el IGF-1 está funcionando? Los beneficios atribuídos al IGF-1 pueden, de hecho, ser el resultado de una mezcla de otros fármacos. Tampoco se puede descartar el efecto placebo.

Si piensas que algo funcionará y realmente crees que así será, a menudo lo hace. Quizás aquellos que pregonan un “aumento muscular masivo”, que supuestamente se consigue con inyecciones de IGF-1, lo hayan conseguido porque entrenaron duro y creyeron fielmente que el fármaco funcionaría. Y así fue para ellos. ¿O no?

Artículos relacionados:

Leche, Estrógeno, IGF-1 e Insulina
El azúcar en la sangre y la insulina

COMMENTS

BLOGGER: 1
Loading...

Te puede interesar

Nombre

Anatomía,9,Artículos culturismo,368,Artículos nutrición,396,Artículos Olympia,5,Calendario,46,Cocina culturista,56,Competiciones y resultados,2888,Cursos,2,De compras,1,Descargas,13,Destinos,9,Diosas,1,Ejercicios,128,Esteroides,99,Estiramientos,55,Fitball,15,Flex,1,Fotos hombres,5,Fotos mujeres,13,Fotos torneos,50,Grandes culturistas,120,Hombre XXI,34,Hoy conocemos a...,94,Lesiones,31,MP3,1,Mujer XXI,124,Muscle & Fitness,1,Noticias,1135,Noticias Olympia,34,Pilates,20,Podcast,3,Regímenes,79,Resultados Mr. Olympia,38,Resultados Ms. Olympia,30,Revista Ironman Magazine,1,Revista Mega Gym,1,Rutinas,19,Salud,569,Seminarios,138,Sexualidad,8,Suplementos,184,Tecnología,4,Tienda,185,Víctor Barrios,2,Vídeos,69,
ltr
item
DIARIO DE UN FISICOCULTURISTA: El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1)
El factor de crecimiento insulínico tipo 1 (IGF-1)
http://4.bp.blogspot.com/_Z5usJgRUCJc/S1DUyz-GT8I/AAAAAAAAAgo/rMls4EV4zFo/s400/Art_Atwood_82.jpg
http://4.bp.blogspot.com/_Z5usJgRUCJc/S1DUyz-GT8I/AAAAAAAAAgo/rMls4EV4zFo/s72-c/Art_Atwood_82.jpg
DIARIO DE UN FISICOCULTURISTA
https://www.diariodeunfisicoculturista.com/2010/01/el-factor-de-crecimiento-insulinico.html
https://www.diariodeunfisicoculturista.com/
https://www.diariodeunfisicoculturista.com/
https://www.diariodeunfisicoculturista.com/2010/01/el-factor-de-crecimiento-insulinico.html
true
4209898787985831720
UTF-8
Cargando todas las publicaciones No se encontró ninguna publicación VER TODO Leer más Respuesta Cancelar respuesta Borrar Por Inicio PÁGINAS POSTS Ver Todo RECOMENTADO PARA TI ETIQUETA ARCHIVO BÚSQUEDA TODOS LOS POSTS No se encontró ninguna coincidencia con su solicitud Volver a Inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic ahora mismo 1 minuto atrás $$1$$ minutos atrás 1 hora atrás $$1$$ horas atrás Ayer $$1$$ días atrás $$1$$ semanas atrás hace más de 5 semanas Followers Follow ESTE CONTENIDO PREMIUM ESTÁ BLOQUEADO PASO 1: Compartir. PASO 2: Haga clic en el enlace que compartió para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos fueron copiados en su portapapeles No se copiaron los códigos / textos, por favor presiona [CTRL]+[C] (o CMD+C con Mac) para copiar