Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Hasta hace algunos años, el personaje Bam-bam de la caricatura “Los Picapiedra” parecía estar muy lejos de la realidad.

Richard Sandrak, de ocho años, sorprendió al mundo al mostrar su cuerpo lleno de músculos. El pequeño niño ucraniano había sido entrenado desde los dos años de edad y sometido a una rigurosa dieta para lograr tener un cuerpo de fisicoculturista.

“El Pequeño Hércules”, como se le conoció, nació en Ucrania en 1992 y ese mismo año llegó a Estados Unidos, donde sus padres, Pavel, un ex campeón de artes marciales, y Lena, una atleta que gustaba de participar en competencias aeróbicas, comenzaron a entrenarlo, menciona el blog “La conexión muscular”.

Richard viajó a Estados Unidos a los dos años de edad. Cuando su padre Pavel empezó a entrenar a este pequeño Schwarzenegger, le dio una dieta estricta de sólo comida saludable.

La dieta consistía en nutrientes líquidos y vegetales. Durante la cena o invitaciones a cenar, el pequeño sólo podía comer frijoles, que son ricos en proteínas.

Le prohibieron la comida chatarra como las deliciosas pizzas. También cuenta su padre que le dio numerosos esteroides anabólicos (ojalá con algún control médico).

Pavel fue el principal entrenador de su hijo hasta que tuvo que entrar en prisión por maltratar a su esposa, con una sentencia de tres años en 2006, por lo que actualmente Richard es entrenado bajo el control de su madre.

A Richard Sandrak le fue prohibido tener juguetes y no tenía permiso de socializar con otros niños de sus edad, por lo que no tuvo amigos hasta que su padre entró en prisión.

Esas reglas cambiaron y ahora Richard puede jugar con otros niños, disfrutar de los videojuegos y comer pizza cuando guste.

Paralelamente continúa entrenándose, pero más moderadamente.

Duros entrenamientos

A los tres años, “el niño más fuerte del planeta” hizo su primera presentación en un campeonato de fitness. La sociedad comenzó a pensar si el niño era feliz con su entrenamiento, ya que su padre no lo dejaba jugar ni relacionarse con otros infantes; además se creía que el pequeño era obligado a tomar anabólicos, menciona el blog “Mundo mutante”.

A los siete años, Richard se entrenaba una hora en el gimnasio, seis días por semana y un músculo por día.

A la edad de ocho años, el pequeño Hércules logró hacer press de pecho con más de 80 kilogramos, destaca el sitio diariodeunfisicoculturista.com.

Richard comenzó a aparecer en revistas y canales de televisión, promocionó líneas de suplementos alimenticios y era la atracción principal en eventos de fisicoconstructivismo en que conoció a su ídolo Arnold Schwarzenegger. Desde que se dio a conocer la historia de Richard, comenzaron a salir a la luz diversas opiniones respecto al niño.

Algunas personas señalaban que el cuerpo del pequeño Hércules era completamente anormal y que seguramente recibió dosis de esteroides anabólicos.

Hay quienes señalan que puede parecer un extraño tipo de enanismo y tener más edad de la que su rostro aparenta, destaca el blog “Para leer algo”.

En 2006, su madre se encargó de su entrenamiento, aunque de manera más ligera y con una dieta no tan estricta como la que tenía antes.

El niño comenzó a comer comida chatarra, jugar videojuegos y relacionarse con niños de su edad.

En 2007, el joven Richard Sandrak poseía una excelente salud, aunque no gozaba de gran estatura.

A los 15 años medía 1.55 metros de altura.

Desde 2009, Richard está interesado en ser actor de Hollywood. En 2009 formó parte de la película “El pequeño Hércules” al lado de Hulk Hogan, menciona el sitio IMDB.

Richard Sandrak continúa entrenándose 90 minutos, cuatro días por semana, practica artes marciales y aparecerá en la película “The legends of Nethiah” este año, según IMDB.

Actor

Actualmente, el joven de 18 años cuenta con excelente salud, aunque no posee la misma estructura muscular que hace diez años.

El que antes tenía el título de ser el niño más fuerte del mundo ha reportado que no tiene ningún interés en seguir dedicándose al fisicoculturismo.

A los ocho años era capaz de hacer barra (pecho) con 81.6 kilogramos.

Estas cifras le han dado la fama de ser el niño más fuerte del mundo.

Sus padres están tratando de que él empiece una carrera cinematográfica, como lo hizo el ídolo de Richard, Arnold Schwarzenegger.

Sus padres han lanzado una línea de suplementos alimenticios con la foto de su hijo en cada envase.

Richard conoce bien las artes marciales y puede hacer avanzadas patadas aéreas.


Fuente: laprensa.hn

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment