Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Consiste en tomar los hidratos de carbono antes de movilizar el cuerpo y las proteínas después. Sería como tomar el primer plato de la comida en el desayuno y el segundo en la comida y cena. Con esto conseguimos aportar a los músculos el combustible necesario para que se mueva y crezca. Con la proteína reparamos el músculo una vez que lo hemos ejercitado. Si hiciéramos a la inversa y desayunáramos proteína en vez de hidratos de carbono, no tendríamos energía para ir al gimnasio, al trabajo, hacer la compra, y por la noche tomaríamos unos hidratos de carbono que almacenaríamos en nuestro cuerpo en forma de grasa. No hacen falta dietas complicadas o caras.

Un ejemplo de dieta disociada es el siguiente:

DESAYUNO
Cereales con leche, fruta y huevo pasado por agua

ALMUERZO
barrita proteinada

COMIDA
ensalada de la huerta con solomillo de ternera

MERIENDA
ración de Jamón ibérico o batido proteinado

CENA
Crema de verduras y tortilla de pollo

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment