Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Dicen que vale más tarde que nunca. Y eso es lo que le pasó a Manuel Valbuena, un madrileño de 68 años que tras más de 32 dedicándose a la mecánica de alta precisión decidió dar un vuelco a su vida y adentrarse en el mundo del culturismo hace 21 años. Esta es su historia.

Todo comenzó como una necesidad. Valbuena se vio en la obligación de perder unos kilos y se apuntó a un gimnasio. Empezó a entrenar a diario y poco a poco y sin darse cuenta se introdujo en el mundo del culturismo. "Una asignatura pendiente que había tenido desde los 18 años y que no había tenido tiempo de llevar a cabo hasta que cumplí los 47", comenta. Aunque no fue hasta los 53 cuando empezó a competir.

Y casi sin comerlo ni beberlo comenzó a ganar competiciones tantoa nivel nacional como mundial. A día de hoy, todavía participa con sus 68 años en diversas pruebas, siendo habitualmente el más mayor de los participantes. En resistencia en press de banca tiene el récord de España con cien kilos y 25 repeticiones; en levantamiento de potencia su marca es de 175 kilos; y en powerlifting (la combinación de press de banca de potencia con peso muerto) tiene el récord de España con un total de 600 kilos. Ya en culturismo, ha conseguido todos los campeonatos posibles: el de España, el de Europa (oro, plata y bronce) y el del mundo (oro, plata y bronce). Títulos, hasta un total de 125, que le hacen ilusión pero que no son para él lo más importante en su vida.

Su siguiente parada será en el mes de octubre, en el campeonato de España, "pero no es la competición que más me preocupa", explica, sino que se quiere centrar en el campeonato del mundo que se celebra en noviembre de este año. Valbuena ya conoce a sus rivales. "Somos tres los que nos repartimos el bacalao: un talibán, un inglés y yo", afirma. Y es que en función de la valoración de los jueces puede ganar uno u otro, ya que es muy difícil establecer cada una de las posiciones. "Depende mucho de cada juez", afirma, quienes valoran la proporcionalidad de los participantes, la separación muscular y su simetría, entre otros aspectos.

Dieta de arroz y pollo
Mantenerse en forma cuesta. Por ello es necesario seguir una dieta equilibrada y entrenar duro. El ejercicio diario de Valbuena consiste en dos sesiones al día, una suave por la mañana donde trabaja los pequeños músculos y otra mucho más intensa por la tarde, de dos horas y media. Aunque antes de una competición, lo normal es que entrene los siete días de la semana, cuatro horas diarias.

Lo mismo ocurre con la dieta. Si no compite, come de todo. Si se acerca un campeonato cambia radicalmente sus hábitos y solo se alimenta de arroz y pollo. Y así puede llegar a estar hasta tres meses, mientras dura un campeonato. Tras este tiempo, vuelve a comer normal, aunque con el cambio engorda durante los dos primeros días 3 kilos diarios. "Es normal. Paso de comer poco a comer mucho más y gano peso muy rápidamente", comenta Valbuena.

Un cuerpo que no pasa desapercibido
Al ver a Manuel Valbuena por la calle es imposible no mirarle. Llama la atención que una persona mayor tenga el cuerpo de un joven de 20 años. "Por Parla, donde vivo, la gente ya me conoce y ya no les sorprende. Pero cuando voy a la playa y la gente me reconoce es donde más observado me siento", asegura. Hasta el punto que a su mujer "le da un poco de reparo salir conmigo a pasear", explica el culturista, "solo lo hace a última hora de la tarde". Su esposa al principio no llevaba muy bien que su marido estuviese todo el día en el gimnasio moldeando su cuerpo, pero con el tiempo se ha ido acostumbrando. "Sé que hay veces que les dice a sus amigas que está orgullosa de mí, pero personalmente no me lo dice nunca".

De momento, Valbuena no tiene pensado retirarse. "Imagino que algún día lo haré, pero mientras me divierta lo que hago y me lo pase bien, no lo voy a dejar", ya que según explica, en la actualidad trabajando como profesor en el gimnasio donde entrena gana el mismo dinero que estaría cobrando con la jubilación, por lo tanto, asegura que así seguirá hasta que su cuerpo y su mente aguanten.

Fuente: madriddiario.es

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment