Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Hace dos años, Jake Schellenschlager, de 14 años, se propuso convertirse en el niño más fuerte del mundo. Comenzó a entrenar todos los días: hoy participa en competencias de levantamiento de pesas, estableció récords en su categoría y logra levantar más de dos veces su propio peso. Su padre, aficionado al fisicoculturismo, se apresura a aclarar que no hay riesgos para la salud de su hijo y que está continuamente sometido a exámenes médicos.

El joven de Maryland, Estados Unidos, vio nacer su ¿sueño? cuando vio entrenar a su padre. Comenzó a “ponerse en forma” bajo las órdenes de su entrenador Mike Sarni y ya logró levantar 136 kilos. Sarni está convencido que es su fuerza mental lo que le permitió alcanzar todos sus logros, como el récord mundial de la posición en cuclillas para su edad y peso a mediados del año pasado. “Él no siente que puede ser derrotado -dice su entrenador a Daily Mail-. Es esa fuerza interior que dice 'puedo hacer esto'. Usualmente esto se ve en personas mayores”.

¿Por ellos o por nosotros?

¿Dónde están los “límites” de la paternidad? ¿Cómo hacer para no transmitirles a nuestros hijos nuestras propias frustraciones, nuestros propios sueños y deseos? Los papás del pequeño Jake se enorgullecen de que su hijo sea ese que cumple récords y levante todo ese peso, totalmente atípico para una persona de su edad. Dicen estar tranquilos con la práctica de este deporte porque aseguran que no hay consecuencias negativas para él.

Desde la Asociación Americana de Pediatría avisan que el hecho de levantar un excesivo peso durante la edad de crecimiento puede tener riesgos. Sin embargo, aun aunque fuera cierto que su salud no se ve comprometida por los extremos esfuerzos y duros entrenamientos, al ver su contextura física es posible preguntarse si no se le está exigiendo demasiado a ese chico.

Tal como pasa con las pequeñas “princesas” de los concursos de belleza, que antes de que superen la decena de años ya van por la vida híper maquilladas, súper producidas y archi lookeadas, ¿es posible que este niño se haya convertido en la oportunidad que vieron sus padres de cumplir su propio deseo, sus propias metas no cumplidas?

Fuente: entremujeres.clarin.com

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment