Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Cuando se trata de calificar nuestro desempeño físico, al igual que en el sexual, muy pocos de nosotros somos modestos. Quizá porque la condición física es vista en nuestra cultura como un atributo con el mismo valor que el atractivo físico o la capacidad intelectual, lo que nos impide detenernos a analizar cuáles son realmente nuestras capacidades físicas. 

Un método sencillo para determinar cuál es tu potencial aeróbico es con la medición del ritmo cardiaco. El corazón es un músculo, y como en el caso de cualquier tejido muscular, el ejercicio lo hace más grande. El tamaño promedio del corazón es aproximadamente del tamaño de un puño. Pero acondicionado es por lo general un 10 por ciento más grande. 

Mientras crece y se hace mas fuerte, también logra ser más eficiente, por lo que no tiene que latir con la misma frecuencia. Un corazón más grande puede bombear más sangre con cada latido, y ése es un factor muy importante para quienes practican algún deporte. La ventaja del método de medir tus pulsaciones cardiacas cuando estos en descanso, como un medio pura medir la condición aeróbica, es que podés saber qué tanto mejoraste, incluso en periodos relativamente cortos. 

Para darte una idea general de cuál es tu condición física, podés seguir la siguiente tabla:

>De 70 a 90 latidos por minuto: representa un corazón promedio que no ha si do entrenado.
>De 60 a 70 latidos por minuto: representa un corazón con una condición física media.
>De 50 a 60 latidos por minuto: el corazón de alguien que se ejercita con frecuencia.
>De 40 a 50 latidos por minuto: represento el corazón de un atleta profesional.
>28 latidos por minuto (quizá menos): sos uno de los mejores maratonistas que existen.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment