Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

El 15 por ciento de las embarazadas desarrollan el síndrome de la pierna inquieta durante el tercer trimestre de embarazo, cuando la sensación de calambres, o dolores en las piernas comienzan a alterar el sueño y la mujer siente necesidad de mover las piernas. 

Desafortunadamente, estirarse, flexionarse o masajearse y caminar ofrecen sólo un alivio temporario; tan pronto como la mujer se sienta o se acuesta vuelven los síntomas. La condición suele agravarse a la tarde o a la noche. No se sabe exactamente por qué se produce este síndrome pero los investigadores sugieren que esta condición puede ser hereditaria en tanto que otros creen que es el resultado de un daño nervioso en las piernas por diabetes, problemas renales o alcoholismo. 

Aunque hay algunas medicaciones para tratarlo, ninguna es segura durante el embarazo. Lo que sí se puede hacer es llevar un registro de lo que se come y se toma, lo que se hace y de las sensaciones. Luego de semanas, podrás saber si la dieta, el stress o los factores ambientales afectan los síntomas. No obstante, también se puede descubrir que no hay más que soportarlo, al menos hasta que nazca el bebé.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment