Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Ayuda a prevenir calambres, protege el corazón y los riñones y es un buen antídoto contra el estrés. Se trata del magnesio, un mineral muy importante para el equilibrio orgánico.

Su carencia puede provocar temblores, hipertensión arterial, dolores musculares, depresión y excitación nerviosa. Una dieta pobre en magnesio también se relaciona con problemas digestivos, cólicos e incluso con el estreñimiento.

Consumido en niveles normales, es fundamental para asimilar el calcio que, por su parte, es el componente central de dientes y huesos. Además, es esencial para asimilar la vitamina C, formar enzimas y aprovechar mejor el potasio.

Los alimentos ricos en magnesio son, por ejemplo, los productos lácteos, el pescado, las carnes y los mariscos.

Otra forma de incorporarlos a la dieta es por medio de vegetales, cereales enteros, frutas - como las manzanas, los limones, los pomelos y las bananas- y semillas de sésamo. Para los vegetarianos fanáticos, la opción es el tofu o queso de soja.

En cuanto a los grupos que más necesitan de este mineral, podemos citar a los deportistas, las embarazadas y las mujeres que están dando de mamar a sus hijos. Es útil recordar que si se toman anticonceptivos, se fuma mucho, se están utilizando diuréticos o se ingieren grandes cantidades de flúor o zinc, se necesita de una dosis extra de magnesio.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment