Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Son muchas las razones, reales o irreales, que pueden provocar un ataque de pánico. Un intento de robo en la calle, un accidente, un hijo perdido en la playa o en la calle, una catástrofe natural, o simplemente una araña o una culebra pueden desencadenar toda una serie de trastornos orgánicos

Una persona que está experimentando un ataque de pánico o un susto muy intenso se mostrará nerviosa y atemorizada. Si la persona asustada está respirando muy fuerte y rápido, es posible que su organismo esté recibiendo demasiado oxígeno, lo que quizá sea parte del problema

Una persona que está experimentando un ataque de pánico o un susto muy intenso se mostrará nerviosa y atemorizada. Si la persona asustada está respirando muy fuerte y rápido, es posible que su organismo esté recibiendo demasiado oxígeno, lo que quizá sea parte del problema.

Algunos síntomas que pueden presentarse

- Mucha angustia o miedo
- Respiración profunda y rápida
- Palpitación rápida y fuerte del corazón
- Entumecimiento u hormigueo de la cara, manos o pies
- Calambres

Uno de los caminos que se puede tomar para ir perdiendo el miedo es la desensibilización. Antes de explicar cómo realizarla, es necesario tener en cuenta que se debe estar lo más relajado posible. Algunas sugerencias para lograrlo, partiendo de la posición sentada:

1.- Tensar los puños, relajarlos. Extender los dedos, relajarlos.
2.- Mover los hombros hacia atrás, relajarlos. Empujar hacia adelante.
3.- Con los hombros erguidos girar la cabeza lentamente hacia la derecha, hsata una posición extrema, relajar. Repetir hacia la izquierda.
4.- Abrir la boca tanto como sea posible, relajar. Fruncir los labios como dando un beso exagerado, relajar.
5.- Abrir los ojos, tanto como sea posible, hasta que la frente se arrugue. Relajar.
6.- Aspirar profundaamente. Exhalar hadsta que los pulmones se vacíen por completo.
7.- Descansar los hombros contra la silla. Impulsar el tronco hacia adelante a fin de arquear toda la espalda. Relajar.
8.- Extender las piernas y levantarlas aproximadamente 15 centímetros del piso, relajar.
9.- Sacar la lengua y regresarla a su posición.
10.- Con las piernas apoyadas, doblar los pies hasta que los dedos apunten hacia el trecho, relajar. Después doblar los pies en direcciones opuestas y relajar.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment