Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


Pregunta tipo: He intentando seguir muchas dietas sugeridas en las revistas y libros pero siempre me encuentro con el mismo problema. Por ejemplo una dieta recomienda pollo o pescado para comer pero a mí me apetece comer ternera. O quizás puede sugerir cenar ternera pero realmente yo quiero pollo. O aconsejan tomar arroz o patatas, y precisamente ansio comer pasta. Otras veces sugieren comer una ensalada cuando me gustaría comer arroz o patata. ¿Entiendes lo que quiero decir?. ¿Cuándo ansias un alimento, tu cuerpo te está intentando decir algo, o es mejor ceñirte a una dieta sin importar lo que anheles?

Respuesta: A lo largo de los años me han demostrado que la gente de forma natural prefieren unos alimentos más que otros. Algunos prefieren carnes con poca fécula y carbohidratos, mientras otros siguen una dieta vegetariana ingiriendo un poco o nada de carne. A otras personas les encantan los productos lácteos; a otros les desagrada los mariscos. La gente comerá más o menos de cierto tipo de alimentos en respuesta de una necesidad específica del cuerpo, por ejemplo, más carbohidratos cuando los niveles de glucógeno estén bajos, o más proteína cuanto sus niveles sean mínimos. Si comes demasiado de un mismo alimento creas una aversión hacia este. Este es el medio que tiene el cuerpo de decirte que cambies tu dieta. Esta selección de alimentos proviene de una sabiduría instintiva y sumisamente mantenida, lo que se llama "instinto animal innato ".

La esencia en la nutrición del culturismo es que cada persona debe interpretar su propio "instinto animal" en cuanto a la selección de alimentos para ingerir escuchando a su cuerpo. Ninguna dieta puede cubrir todas las exigencias del cuerpo. Y ninguna dieta es útil en todas las aplicaciones. Una dieta para perder peso no es la misma que una para subir de peso, por ejemplo, un consejo sería: sé lo suficiente inteligente para reconocer que alimentos deseas. Tu cuerpo está intentando decirte algo por lo tanto escúchalo. No luches contra tu propia naturaleza. Acostúmbrate a ella, aprende cuales son las necesidades de tu cuerpo y conseguirás mejores beneficios con el transcurso del tiempo. Hay una condición en la regla del ansia. Si ansias comer dulces, caramelos o chocolate, es algo que tu cuerpo no necesita. Tu cuerpo te está diciendo que carece de proteína y de vitaminas B. Pero no te prives siempre. Un día a la semana puedes comer lo que quieras ese día permítete comer alguna "porquería". Serás más saludable y feliz.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment