Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Tiene dos veces más proteína que la carne y diez veces más que la leche, también contiene vitaminas 

Desde hace mucho tiempo, el poroto soya se conoce y se usa extensamente como alimento en los países del Lejano Oriente, como el Japón y la China. Es, asimismo, el principal alimento de populosas zonas donde los habitantes casi no consumen leche, carne o huevos. Efectivamente, esta leguminosa parece ser el alimento ideal, pues es un producto barato, se puede cultivar en casi cualquier clima y es una óptima fuente de proteínas, minerales y grasas. Contiene también vitaminas.

Magnífica Fuente de Proteína Vegetal

La cantidad de proteínas que esta leguminosa contiene oscila entre el 30 y el 45 por ciento. En unos análisis realizados en San Pablo, Brasil, dió un porcentaje del 33 %: esto es que cada 100 gramos de poroto soja proporcionan 33 gramos de proteína.

Por lo tanto, tiene casi dos veces más proteínas que la carne aunque esto se reduzca al añadirle agua para cocinarlo hasta el punto de llegar a ser igual; una vez y media más que el poroto común, las lentejas, las arvejas o el maní; tres veces más que el trigo integral, los demás cereales y el huevo; diez veces más que la leche.

Las proteínas del poroto de soja son tan excelentes como las de la carne. No son inferiores en nada, pues son ricas en aminoácidos esenciales. La glicerina -es su proteína principal y la constitución de sus aminoácidos esenciales es la siguiente:


Rico en Grasas

En general las leguminosas, con excepción del maní, son pobres en grasas. Sin embargo, el poroto de soja está en segundo lugar como fuente de esta sustancia alimenticia. Al paso que el maní contiene casi 40 por ciento de grasas, el poroto soya tiene la mitad, 20 por ciento, esto es, diez veces más que cualquiera de las otras leguminosas.

La grasa del poroto de soja es de muy buena calidad. Entran en su constitución ácidos grasos no saturados, esenciales en una alimentación equilibrada. Es rica en ácidos linoleico, linolénico y araquidónico, cuya importancia será descripta en las informaciones adicionales referentes a las grasas.
Contiene además cerca del 3 por ciento de lecitinas, que son grasas fosforadas de alto valor como alimento, no solamente para el organismo en general sino también para el sistema nervioso.

Pueden Comerlo los Diabéticos

Los hidratos de carbono del poroto de soja varían entre el 10 y el 17 por ciento. Una cantidad mucho menor que ésta, apenas el 2 por ciento está bajo la forma de almidón absorbible para ser utilizado por el organismo humano.

Por ser pobre en hidratos de carbono, esta leguminosa puede ser empleada sin restricciones y con éxito en la alimentación de los diabéticos.

Esta pobreza del poroto soya en hidratos de carbono es otra de las cosas que lo distingue, volviéndolo muy diferente de otras leguminosas que, de ordinario, poseen un elevado contenido de este principio alimenticio.

Dos Veces más Calcio que la Leche

En cien gramos de poroto de soja, seco y crudo, se hallan cinco gramos de minerales, representados principalmente por el sodio, el potasio, el calcio y el fósforo.

La harina del poroto de soja contiene calcio y fósforo en proporción más elevada que la leche y que el trigo integral. Contiene dos veces más calcio y cinco veces más fósforo que la leche de vaca. Cien gramos de harina de poroto de soja tienen casi un cuarto de gramo de calcio y un poco más de medio gramo de fósforo. Desgraciadamente, es pobre en hierro.

Sus Vitaminas

El poroto de soja contiene varias vitaminas, si bien éstas no están presentes en las cantidades requeridas por el poroto de soja es uno de los productos más baratos de que se pueda disponer para obtener calorías. Esto queda demostrado en el cuadro siguiente:


About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment