$type=carousel$count=9$cols=3$cate=0$show=home

Heavy Duty: El camino correcto (Parte I)

El camino correcto para introducirnos al Heavy Duty


Todos los días, a través de mi servicio de ejercitación a distancia, recibo consultas tan complejas acerca del entrenamiento, que podrían ser comparadas con las ramas de álgebra y cálculo de las matemáticas mientras se ignora el 2 + 2 = 4 de la ciencia del ejercicio.

Parece que mucha gente está verdaderamente interesada en saber cuál es el mejor momento de aplicar repeticiones forzadas y/o negativas; o si deben utilizar un agarre amplio o estrecho en el press de banca, cuando al mismo tiempo, no se molestan en absoluto por aprender cuáles son los principios fundamentales que hacen posible el crecimiento muscular. La cuestión particular del empleo de repeticiones forzadas, negativas y el tipo de agarre que hay que utilizar en los ejercicios, son sub-principios de detalle. Los cuales tienen relevancia una vez que los principios fundamentales son completamente comprendidos.

Así es; de qué nos sirve saber cuál es el agarre más adecuado en un ejercicio particular, o cuándo aplicar una repetición forzada o negativa; si no sabemos hasta dónde debemos llevar cada serie, o cuántas series debemos completar. Y con qué frecuencia.

La enorme mayoría de los culturistas de hoy, así como los entusiastas del fitness, se encuentran confundidos. Porque durante los últimos 25 años, este mercado ha sido literalmente bombardeado con una serie de teorías “científicas” proclamando cada una de ellas ser la definitiva en lo que concierne al crecimiento muscular y de la fuerza. Sin embargo, y a pesar de semejante afirmación, todas concluyen en que cada uno de nosotros debe esforzarse por encontrar “su” propia fórmula de entrenamiento; una fórmula acorde a nuestras características individuales. Seguidamente, la recomendación general de los “expertos” en entrenamiento, es que se deben completar entre 12 y 20 series por parte corporal. Trabajando con una rutina dividida por seis días a la semana dejando el domingo para descansar.

Posiblemente para cumplir con la observancia religiosa. Como resultado, puedo ver a una gran cantidad de personas en prácticamente todo el mundo siguiendo el mismo patrón; probando una rutina tras otra con la esperanza de que algún día, Dios premiará su perseverancia con una que dé por fin como resultado el cuerpo que esperan obtener.

¡Qué enorme contradicción! Si cada uno de nosotros debe entrenar de manera diferente, ¿por qué razón la recomendación de los entrenadores, expertos en ejercicio, y finalmente, los científicos, prescriben el mismo régimen de ejercitación para todos? Obviamente, tales conclusiones no son derivadas de la investigación a través del estudio, o de la observación de los hechos reales; más bien, se debe a la tradición, la imitación y la convención de hacer todo lo que Joe Weider recomendaba y recomienda mediante su enorme imperio publicitario. Toda una serie de argumentos desconectados y contradictorios no pueden convertir en científica a una teoría determinada.

Muy por el contrario, una teoría para tener validez, debe estar compuesta por una serie de principios y/o leyes no contradictorias y correlativas que son capaces de describir todos los hechos de una realidad objetiva. Además, tomando como base tales principios, debe poseer la capacidad de predecir acontecimientos futuros.

Entonces, todos los parámetros en los cuales se fundamentan los sistemas tradicionales de entrenamiento, pueden indicar cualquier cosa excepto que el ejercicio para el culturismo sea una ciencia en sí mismo.

Lo que debe preocuparnos entonces, es descubrir cuáles son los principios que una vez integrados, nos marcarán el camino correcto hacia el objetivo que perseguimos; por ejemplo, el crecimiento muscular.

Así, lo que debemos hacer entonces, es prestar atención a las leyes que rigen la naturaleza. En la naturaleza, todo tiene una identidad específica; es por eso que podemos identificar y diferenciar a un tigre de un árbol. Un tigre es biológicamente un tigre; y un árbol es biológicamente un árbol, y ninguno de los dos pueden ser biológicamente otra cosa, o cumplir una función distinta a la que naturalmente se vieron “asignados”. De la misma manera que las leyes de la física son inmutables; y rigen el comportamiento del universo.

Las leyes de la fisiología son inmutables, y rigen el funcionamiento del cuerpo humano. Así es, el entrenamiento productivo para el culturismo, no es una disciplina instintiva o aleatoria; es, en cambio, una disciplina intelectual. Que se desprende de otra disciplina intelectual: la medicina. Con la cual comparte el fundamento más importante, la fisiología humana. La comprensión de las leyes de la fisiología hace posible la existencia de la medicina como una ciencia y esto es de valor universal; es decir, aplicable a toda la especie humana.

Si en la medicina ocurriera lo mismo que describen los consejeros del entrenamiento tradicional y todos fuéramos entidades biológicas y fisiológicas diferentes, entonces, sencillamente, la medicina no podría existir, cuando menos como una ciencia.

Porque necesitaríamos un médico específico que nos estudiara toda la vida; y no se podrían prescribir medicamentos o practicar cirugías. Si bien es cierto que existen diferencias metabólicas que hacen que algunos individuos acumulen tamaño muscular a mayor velocidad que otros. E individuos que acumulan o pierden tejido graso también a diferentes velocidades; la verdad es que los hechos fisiológicos que determinan tanto el incremento del tamaño muscular como la acumulación o pérdida de grasa son los mismos en todos los seres humanos, en este planeta por lo menos.

La comprensión de que debe haber una serie de principios fundamentales a seguir, hace posible la existencia de las teorías; razón por la cual existe una teoría de las matemáticas, la teoría de la relatividad y la teoría del crecimiento muscular. Lo primero que debemos hacer en este caso, es identificar con toda precisión el tipo de actividad que como resultado produce el incremento del tamaño.

La ciencia del ejercicio, se divide en dos ramas básicas: aerobio y anaerobio. El ejercicio aerobio está dirigido a incrementar un tipo específico de resistencia, la cual es la capacidad de hacer más y más trabajo. Para lograrlo, se debe hacer una ejercitación de duración prolongada; nominalmente, aerobio significa “con oxígeno”. Y es una actividad de baja intensidad y larga duración.

En el otro extremo, tenemos el ejercicio anaerobio; que está dirigido no hacia el incremento de la resistencia, sino al incremento del tamaño muscular, la fuerza y la velocidad. Anaerobio significa “sin oxígeno”, y es una actividad de alta intensidad y corta duración. Como pueden observar, existe una factor que determina la separación de ambos tipos de ejercicio: la intensidad.

Comprendiendo el significado de la intensidad en este contexto, es como podremos seguir avanzando en la diagramación de una teoría completa de la ciencia del ejercicio, destinada mediante su correcta aplicación práctica, a ayudarnos a alcanzar el objetivo que nos hemos propuesto. Si consideramos entonces que las dos ramas básicas del ejercicio en sí, están definidas en términos puntuales de intensidad, significa que la intensidad es el factor más importante de toda la teoría.

El ser humano es en esencia una criatura intelectual; nace con la capacidad de adquirir y almacenar conocimiento. Y la única manera práctica que posee el ser humano de adquirir conocimiento, es en la forma de conceptos. La precisión de los conceptos estará determinada en cada caso por la precisión de sus definiciones.

Cuanto más claras sean las definiciones, tanto mayor será el valor de los conceptos aprendidos; que, como es lógico, compondrán las herramientas fundamentales del pensamiento. La posesión de un pensamiento claro, es el aspecto intelectual más importante en ser utilizado como guía de los actos humanos. Aquellos que no tienen esta guía encontrarán que el camino hacia cualquier objetivo en la vida será muy dificultoso.

Y creo que ustedes, estimados lectores, le dan a la vida el valor que se merece; por lo tanto, supongo que le darán una gran importancia al logro de los objetivos. Y si este es el caso, entonces, humildemente, les sugiero que sigan leyendo atentamente.

Tal cual Arthur Jones, el genial inventor de las máquinas Nautilus y MedX, la definió; la intensidad es: El porcentaje de esfuerzo muscular momentáneamente posible.

Uno de los elementos de evidencia que demuestra que el ejercicio de alta intensidad y corta duración es el mejor tipo de actividad para construir tamaño muscular y fuerza, es la observación del cuerpo de un sprinter. Ellos poseen una musculatura completamente desarrollada no sólo en las piernas, que es lo de esperar por su actividad específica, sino también en el resto del cuerpo.

Sus grandes trapecios, dorsales, pectorales y brazos, les servirían incluso para competir con cierta ventaja en un campeonato de culturismo. Y ese cuerpo es el producto de una actividad de alta intensidad y corta duración: el sprint de 100 metros. Donde cada paso representa un esfuerzo del 100 %. Ahora, ¿por qué creen ustedes que la prueba más larga del sprint es de 400 metros? ¿Por qué no es de 2.000 metros? Porque nadie, absolutamente nadie, puede trabajar de manera intensa y prolongada al mismo tiempo. O hacen ustedes un entrenamiento duro, o hacen un entrenamiento prolongado; pero ninguno de vosotros podrá entrenar duro y prolongado al mismo tiempo.

Eso, sencillamente, no puede suceder. Pero además, el desarrollo que presenta un sprinter demuestra con toda claridad que los culturistas están sobre-entrenados en términos de volumen (cantidad) y frecuencia. Porque el crecimiento de músculos impensados para un sprinter como los brazos y trapecios son el producto del tipo de actividad que practican: alta intensidad y corta duración.

Ciertamente, no creo que un sprinter quiera desarrollar en exceso la parte superior de su cuerpo, porque esto implicaría el transporte de peso extra. Sin embargo, esto no puede evitarse. Y si en este momento, ustedes se están preguntando: ¿cómo es posible? Pues entonces es hora de saber que es por efecto indirecto. Lo que significa que si el crecimiento ha sido estimulado en cualquier parte del cuerpo, tal crecimiento se transmite al resto de la musculatura. Y cuanto mayor es grupo muscular afectado por el ejercicio, tanto mayor es el efecto indirecto. Obviamente, las piernas, que se ven afectadas directamente en un sprint, albergan los músculos más grandes del cuerpo.

Hasta aquí, hemos dado el primer paso. La identificación concreta y adecuada de los dos principales tipos de ejercicio. En el próximo artículo voy a describir con detalle el funcionamiento del fundamento primario, la piedra angular de toda la ciencia del ejercicio. La intensidad.

COMMENTS


Te puede interesar

Nombre

Anatomía,8,Artículos culturismo,351,Artículos nutrición,354,Artículos Olympia,5,Cocina culturista,56,Competiciones y resultados,2872,Cursos,2,De compras,1,Descargas,13,Diosas,1,Ejercicios,128,Esteroides,87,Estiramientos,55,Fitball,15,Flex,1,Fotos hombres,5,Fotos mujeres,13,Fotos torneos,50,Grandes culturistas,116,Hombre XXI,33,Hoy conocemos a...,94,Lesiones,31,MP3,1,Mujer XXI,123,Muscle & Fitness,1,Noticias,1080,Noticias Olympia,30,Pilates,20,Podcast,3,Regímenes,36,Resultados Mr. Olympia,38,Resultados Ms. Olympia,30,Revista Ironman Magazine,1,Revista Mega Gym,1,Rutinas,18,Salud,169,Seminarios,137,Sexualidad,8,Suplementos,175,Tecnología,3,Tienda,185,Víctor Barrios,2,Vídeos,69,
ltr
item
DIARIO DE UN FISICOCULTURISTA: Heavy Duty: El camino correcto (Parte I)
Heavy Duty: El camino correcto (Parte I)
El camino correcto para introducirnos al Heavy Duty
https://3.bp.blogspot.com/-a7B3uNyWy08/WuCj6EtT65I/AAAAAAAAc1A/6zIMntNbGM09OzcqgqN5ki4IOonuLHAmQCLcBGAs/s320/losentrenosheavydutysuperavanzados_1.jpg
https://3.bp.blogspot.com/-a7B3uNyWy08/WuCj6EtT65I/AAAAAAAAc1A/6zIMntNbGM09OzcqgqN5ki4IOonuLHAmQCLcBGAs/s72-c/losentrenosheavydutysuperavanzados_1.jpg
DIARIO DE UN FISICOCULTURISTA
http://www.diariodeunfisicoculturista.com/2018/04/heavy-duty-el-camino-correcto-parte-i.html
http://www.diariodeunfisicoculturista.com/
http://www.diariodeunfisicoculturista.com/
http://www.diariodeunfisicoculturista.com/2018/04/heavy-duty-el-camino-correcto-parte-i.html
true
4209898787985831720
UTF-8
Cargando todas las publicaciones No se encontró ninguna publicación VER TODO Leer más Respuesta Cancelar respuesta Borrar Por Inicio PÁGINAS POSTS Ver Todo RECOMENTADO PARA TI ETIQUETA ARCHIVO BÚSQUEDA TODOS LOS POSTS No se encontró ninguna coincidencia con su solicitud Volver a Inicio Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic ahora mismo 1 minuto atrás $$1$$ minutos atrás 1 hora atrás $$1$$ horas atrás Ayer $$1$$ días atrás $$1$$ semanas atrás hace más de 5 semanas Followers Follow ESTE CONTENIDO PREMIUM ESTÁ BLOQUEADO PASO 1: Compartir. PASO 2: Haga clic en el enlace que compartió para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos fueron copiados en su portapapeles No se copiaron los códigos / textos, por favor presiona [CTRL]+[C] (o CMD+C con Mac) para copiar