Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

Son sustancias presentes sobre todo en vegetales formados, casi siempre, por una o más cadenas de glucosa. Representan una de las formas más fáciles para que el organismo produzca energía. Son absorbidos de forma lenta, ejerciendo poco estímulo a la liberación de insulina, que, cuando en exceso, causa letargo, fatiga y, a veces, hipoglucemia. Lo ideal es consumirlos antes de la práctica de ejercicios. Los carbohidratos son famosos por la energía que ofrecen al cuerpo y, normalmente, ellos son apuntados como los responsables por las subidas de la manecilla de la balanza. El nutriente es, sin duda es la mejor fuente de energía para nuestro organismo y los que lo relacionan solo al aumento de peso están equivocados. Cada gramo contiene 4 calorías, mismo número presentado en un gramo de proteína.

Los Carbo - Polisacarideos

Representados por el almidón, por el glucógeno y por las fibras alimenticias. El almidón es obtenido solamente por la ingestión de los vegetales. En cambio, el glucógeno no es adquirido por ningún alimento y deben ser consumidos en los suplementos. Ellos son una forma de almacenamiento natural de carbohidratos, en el hígado y en los músculos. Y las fibras por no ser digeridas por el organismo presentan muchas ventajas como auxiliar a regular el funcionamiento del intestino, no contienendo calorías. Sus fuentes son las frutas, legumbres y verduras.

Los Carbo - Oligosacarideos

Sus fuentes son el espárrago, alcachofa, plátano, trigo, soja y miel. Uno de sus representantes es la malto-dextrina, obtenida por la fractura de los almidones. La sustancia es conocida por la capacidad de sustituir al azúcar, sumando el beneficio de ser menos calórica (cada gramo presenta 1,5 calorías contra 4 de la misma cantidad de sacarosa).

La malto-dextrina también es bastante usada por practicantes de deporte y actividad física.

Las dosis indicadas para su consumición con la comida es de cerca de 200 a 300 gramos de carbohidratos complejos alrededor de 3 horas antes de la actividad física. No es aconsejable consumirlos momentos antes del ejercicio ya que pueden causar posibles problemas gastrointestinales.

VISITA NUESTRA TIENDA DE SUPLEMENTOS

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment