Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial ha condenado a penas que suman siete años de prisión a dos individuos que sustrajeron recetas de un consultorio médico para obtener de manera ilegal anabolizantes para su venta en un gimnasio. La sentencia considera probado que, en días no determinados del mes de agosto de 2002, el acusado M. M. P. M., de 30 años, accedió al menos en tres ocasiones a un consultorio médico de la localidad sevillana de Badolatosa aprovechando que el facultativo se había ausentado para apropiarse de 175 recetas de pensionista en blanco y de un sello de caucho homologado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Acto seguido, y de común acuerdo con el procesado A. D. C., propietario de un gimnasio en la localidad de Puente Genil, rellenaron de su puño y letra las recetas sustraídas, las visaron con el sello del médico y escribieron en el hueco en blanco el medicamento Humatrope 24 miligramos, un fármaco que contiene una hormona de crecimiento y que, administrado a personas que no las precisan para su finalidad terapéutica, produce un aumento considerable de la masa muscular.

Con estos documentos, la resolución considera que ambos encartados se dirigieron a numerosas farmacias sin que los dependientes que les atendieron pudieran evitar el engaño. El 16 de agosto de 2002 los encartados consiguieron que una farmacia de Lucena les dispensara un total de 30 envases del medicamento, por un valor de 15.647 euros sin abonar tal cantidad debido a que las recetas eran de pensionista.

Un día más tarde, en un establecimiento de Antequera, obtuvieron 15 envases más, valorados en 8.693 euros. Y, en días posteriores, los encartados repitieron esta operación en otras farmacias de Lucena, Alcorcón (Madrid) y, por última vez, en Benalmádena.

Los envases fueron vendidos a personas no identificadas relacionadas con la práctica del culturismo. El SAS ha abonado a los farmacéuticos estafados una cantidad de 71.279 euros por las recetas que despacharon, si bien no consta que el Servicio Madrileño de Salud haya hecho lo propio respecto de los farmacéuticos que fueron estafados en Madrid y en la localidad de Alcorcón.

La Audiencia Provincial condena a los dos encartados como autores de un delito continuado de falsedad en documento oficial y un delito de estafa "de notoria importancia" a tres años y seis meses de prisión a cada uno. Como responsabilidad civil, además, les impone que indemnicen al SAS en 71.200 euros. La sentencia, por otra parte, introduce la atenuante analógica de dilaciones indebidas debido a que la instrucción del procedimiento "ha estado paralizada en varias ocasiones por largos periodos de tiempo, por causas no debidamente justificadas, más allá de la sobrecarga del órgano instructor".

Durante la vista oral, el encartado M. M. P. M. reconoció que había cometido los delitos, aunque alegó que lo hizo por su dependencia a la heroína, la cocaína y el cannabis. La resolución, no obstante, descarta aplicar una atenuante por toxifrenia debido a que "no consta en modo alguno que en la fecha en que ocurrieron los hechos dichas adicciones le impidieran comprender la ilicitud del hecho". Es más, según el tribunal, la trama urdida muestra una "lucidez" incompatible con la aludida dependencia.


Fuente: diariodesevilla.es

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment