Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6

El vanadio, oligoelemento presente en el cuerpo humano en cantidades minúsculas, tiene una forma llamada vanadil que puede enviar señales hacia el interior de las células que son practicamente idénticos a las de la insulina. Posee un poder de corrección de muchos de los transtornos metabólicos que aparecen en los diabéticos, además de ser un producto inocuo. Su nivel de toxicidad es reducido, hasta 1 gramo diario para un adulto humano no presenta problemas.

Funciones:

- Incrementa y mejora los mecanismos controlados por la insulina, aumentando el stock de glucógeno muscular, y mejorando la absorción de aminoácidos ramificados y glucosa al interior de la célula.

- Regula la actividad del sodio-potasio y sus sistemas de transporte (ATPasa).

- Es cofactor de enzimas y sus correspondientes acciones catalizadoras que colocan las vitaminas y minerales en el momento y lugares adecuados del cuerpo.

- Dentro del metabolismo de las grasas, inhibe la biosíntesis del colesterol y fosfolípidos.

Modo de empleo:

Se toma 30 minutos antes de entrenar y en varias tomas a lo largo del día, evitando así el gasto de proteína, que va directamente al músculo, y facilita el aporte de insulina asegurando un entreno sin problemas de falta de combustible ni autocanibalizaciones del músculo. La glucosa circula gracias al vanadil y marcha en dirección a las células junto con los aminoácidos, optimizándose así su empleo para el desarrollo muscular.

VISITA NUESTRA TIENDA DE SUPLEMENTOS

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment