Slider[Style1]

Style2

Style3[OneLeft]

Style3[OneRight]

Style4

Style5[ImagesOnly]

Style6


La natación es una estupenda forma de ejercicio, en la cual se emplean casi todos los grupos de músculos mayores y exige un gran esfuerzo para el corazón y pulmones. Esta actividad desarrolla la fuerza musculación y su resistencia, además de mejorar postura y flexibilidad. 

Los investigadores especializados en la natación y la pérdida de peso, sin embargo, han reportado resultados inconsistentes y contradictorios. Diversos estudios han descubierto que los nadadores pierden peso (y grasa corporal), ganan algunos cuantos kilos, y no consiguen ningún cambio en el peso después de todo. En la mayoría de los casos en donde los nadadores suben de peso, se refiere a la masa delgada corporal (músculo) y no a la grasa corporal. 

Si tu razón primordial para practicar la natación es perder peso, reduce la ingesta de calorías. Y acelera las brazadas y aumenta la duración, ya que algunas veces las personas no nadan lo suficientemente rápido o el tiempo necesario. A una marcha lenta, 20 circuitos podrán quemar tan sólo 50 calorías, un poco más que el simple hecho de mantenerte a flote. 

Por otro lado, un nadador que hace un enérgico movimiento al dar la brazado, por lo general quemara aproximadamente 11 calorías por minuto de acción.

About Daniel Torres

Amante del deporte y del fisicoculturismo, entrenador y profesor de culturismo.
«
Siguiente
Entrada más reciente
»
Anterior
Entrada antigua

No hay comentarios:

Post a Comment